¡Conoce todo lo necesario para tener un telescopio casero!

Portada telescopios caseros

No se debe ser un experto para ser un aficionado del espacio o empezar a conocer algunas nociones básicas sobre la astronomía. Observar el cielo estrellado y todo lo que oculta el firmamento, es cuestión de determinación y gusto por ello. Para ello se precisa de un telescopio, pero quizás algunos modelos resulten un poco caros y fuera de tu alcance. Sin embargo, nada es imposible en esta vida y tan solo con un par de cosas, es posible construir un telescopio casero sin problemas. No tendrá la misma calidad y potencia que los más sofisticados, pero servirá de iniciación y como un buen experimento.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Dudas sobre cómo elegir un telescopio? ¡Te contamos todo lo necesario!


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¿Has visto algún telescopio casero antes? ¡Estos son los materiales a precisar!

    Crear un telescopio casero no es demasiado difícil, tratándose de un pequeño elemento capaz de servir como punto de partida para la observación. No poseerá la misma calidad ni la misma potencia que uno real, pero cumplirá su función de acuerdo a sus características.

    Para su construcción, se precisan de una serie de elementos que básicamente, pueden encontrarse en el hogar. Y aquellos que no, son adquiribles en cualquier supermercado o abasto cercano. No gastarás más de la cuenta a la hora de construir estas piezas de observación, así que no deben existir preocupaciones.

    Además, son el pasatiempo ideal para aquellos niños curiosos, así que, si tienes hijos, es posible intentar innovar con esta premisa. Es posible que su interés se decante más por un telescopio sofisticado, pero nada se compara a la experiencia de construir uno propio.

    Telescopio casero
    Fuente: El Ciudadano

    Entre los materiales que se necesitan para construir un telescopio casero, el más importante es el cartón. Pero no cualquier cartón, sino aquel que se encuentra en los tubos de papel de regalo y que son alargados.

    Y eso no es todo, se precisará de tijeras, cinta adhesiva, papel periódico; o en su defecto, papel de revista. Asimismo, un poco de pega blanca añadirá mejor consistencia, mientras que las pinturas con colores ideales, agregarán el diseño. No se puede olvidar de los lentes o lupas, uno de 3cm aproximadamente y el otro, de un diámetro mayor.

    ¿Cómo hacer un telescopio casero? ¡Sigue a la perfección los siguientes pasos!

    Los pasos a seguir para saber cómo hacer un telescopio casero, son realmente sencillos y no requieren de suma destreza. Bajo la supervisión de un adulto, el procedimiento se hace todavía más fácil, garantizando los resultados esperados.

    El hecho de hacer un telescopio casero, es una pequeña experiencia de vida agradable, que fomentará la conexión padre-hijo. Incluso, en caso de no tenerlos, es un paso inicial para echar un primer vistazo hacia las estrellas. Por estos y muchos más motivos, a continuación, conocerás cómo hacer un telescopio casero.

    Empieza por los lentes

    Para que el telescopio casero posea la mayor precisión posible de acuerdo a sus características, es necesario una buena posición de sus lentes. En ese sentido, ambos deben estar colocados a una distancia prudente, capaz de enfocar los objetivos.

    Lograr este paso es la clave para el éxito del experimento en cuestión y, para tal fin, se debe medir la distancia entre estos objetos. Primeramente, utiliza la lupa mayor para enfocar las letras del papel periódico.

    Seguidamente, entre el ojo adiestrado y la lupa de mayor tamaño, coloca la siguiente lupa, en dirección al texto. Muévela a una distancia donde las letras empiecen a tornarse más nítidas y boca abajo. Por último, mide con precisión la distancia entre las dos lupas y anótala para el futuro.

    Dar forma al telescopio

    En este paso, ahora se hará utilización del cilindro de cartón alargado, el cual debe estar en excelente estado. Mediante una tijera, abre una ranura en uno de sus extremos lo suficientemente amplia para sujetar el lente mayor.

    Acto seguido, haz gala de la distancia previamente anotada y márcala con precisión en el cartón. Justo en ese momento, es donde volverás a cortar para abrir una segunda ranura para el otro lente.

    Verifica con exactitud, si la posición de los lentes es la indicada una vez más, enfocando el papel periódico o de revista. Si el texto es visible de forma idónea, sin borrosidad o interferencia, la parte más importante habrá sido un éxito.

    Detalles finales

    Básicamente, lo importante es que los lentes se encuentren funcionales, porque de lo contrario, solo será una pieza de cartón más. Para dar mejores detalles al telescopio casero, fórralo con papel de periódico y pegamento, esperando que seque. El resultado será un endurecimiento, además de una capa blanquecina perfecta para pintar.

    Destaca los dotes artísticos del telescopio, añadiendo un diseño pintoresco con pinceladas llamativas. Cuando finalices el proceso, comprueba la estabilidad de las lupas, colocando cinta adherente de ser el caso.

    ¿Qué utilidad posee un telescopio casero para niños? ¡Es más versátil de lo que imaginabas!

    Un telescopio casero para niños, no es simplemente una pieza artesanal con una limitada vida útil. Al contrario, si se le da la importancia y dedicación adecuada a su creación, se garantiza un disfrute máximo de su utilidad.

    Esta clase de telescopio funciona como un telescopio refractario moderno, pero con una simpleza más característica. El primer lente incorporado, capta la luminosidad del cuerpo celeste enfocado y la “proyecta” en la segunda lupa. De esta manera, se obtiene una visión un poco más cercana del objeto en el cielo.

    telescopio hecho en casa
    Fuente: El Ciudadano

    Cada telescopio casero para niños, en caso de ser construido perfectamente, es un objeto ideal para observar las estrellas junto a la luna. No funcionará de manera adecuada en presencia del sol, así que es mejor olvidarlo para la visualización de panorámicas durante el día.

    Además, con suerte, es capaz de enfocar el paso de cometas en el cielo, sirviendo como intermediario para atestiguar estos grandiosos hechos. Su versatilidad es inmensa, solo se debe saber cuándo y cómo utilizarlo con cuidado.

    Los telescopios caseros poseen una vida útil superior, dependiendo del uso que se les dé. No son obras de arte sofisticadas, pero imprimirán un excelente recuerdo en los niños que gocen construir una de estas piezas artesanales.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir