¡Conoce todo sobre el origen de la Tierra!

portada del origen de la tierra

El origen de la Tierra es casi tan enigmático como el principio de la vida en este mundo. Se trata del único cuerpo rocoso que se conozca hasta ahora, cuyo ecosistema alberga la vida y todo lo que respecta a ella.

La Tierra con las condiciones ideales para que el ser humano y la evolución, continúen siendo parte de la misma durante milenios. Desde su atmósfera, hasta su rica superficie y pasando por un elemento indispensable como lo es el agua, se trata del planeta más vasto.

De acuerdo a ciertas hipótesis, se cree que la Tierra se formó hace más de 4.000 millones de años, casi a la par del sol y la luna. Es uno de los elementos más longevos del Sistema Solar, cuya transformación ocurrió de la mano de ciertos eventos tipo colisión. Pero, en sí, ¿Cómo se formó la Tierra?


También te puede interesar nuestro artículo: La Intensa Búsqueda de una Nueva Tierra: ¡Conoce los planetas a donde podríamos mudarnos!


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    Los albores del planeta terrestre. ¿Cuál es el origen de la Tierra exactamente?

    Todas las teorías señalan que la Tierra, se formó a la par que el Sistema Solar, junto otros elementos. Es decir, planetas, satélites, asteroides y más, deben su principio a la misma premisa en específico.

    Básicamente, el origen de la Tierra, está determinado por una mezcla extraordinaria de distintos materiales. Entre ellos, destaca polvo, gas y rocas, más el condimento añadido de la influencia de distintas supernovas.

    En ese sentido, los inicios de la Tierra se engloban dentro de la hipótesis nebular, postulada por Inmanuel Kant en primera instancia. Tiempo después del Big Bang, una poderosa acumulación de los elementos ya nombrados, generó la llamada nubosidad protosolar.

    tierra en la galaxia
    Fuente: Google

    Llegado un punto determinado del tiempo, los elementos que conformaban este objeto, se separaron del mismo gravitacionalmente. Con el transcurrir de los siglos, este tipo de materiales se enfrío y se condensó, hasta formar, inicialmente el sol.

    Seguidamente, el resto de materiales, como fragmentos de roca u otros, se acumularon progresivamente hasta formar discos protoplanetarios. Cada uno de estos discos, paulatinamente, se compactó y adquirió una órbita en específico.

    En el caso del origen de la Tierra, creó un planeta que, hoy en día, es el mayor de los planetas de la rama interna del Sistema Solar. Desde su creación, el planeta ha sufrido una serie de cambios asociados a la evolución, hasta el punto de albergar la vida.

    A su vez, se cree que elementos importantes del planeta, tales como el agua, llegaron a partir de otros cuerpos celestes derivados de la nubosidad. Estos, mejor conocidos como asteroides, junto a los satélites, también fueron creados gracias al mismo principio.

    ¿Qué ocurrió tras el origen de la Tierra? ¿Cómo se comportó el planeta desde entonces?

    Conforme el sol ejercía su influencia gravitacional sobre el reciente formado Sistema Solar, los discos protoplanetarios creaban los planetas. Como consecuencia, el planeta Tierra logró surgir prácticamente de la nada, tras una serie de eventos concatenados.

    A partir de entonces, el origen de la Tierra trajo consigo otra serie de sucesos que ocurrieron de manera aledaña. En primer lugar, el aspecto del planeta para ese entonces, era arisco y rojizo debido a sus altas temperaturas.

    Las constantes colisiones que dieron lugar a su creación, generaron que su superficie alcanzara una temperatura elevada desorbitante. Por ende, la Tierra no era lo que es actualmente, ni siquiera los continentes, el agua y la atmósfera existían.

    Formación de la atmósfera terrestre

    Como la superficie terrestre estaba soportada por un núcleo en extremo caliente, era propensa a la formación de erupciones. Además, como en ese entonces se carecía de una atmósfera protectora, el impacto constante de meteoritos y asteroides, empeoraban el panorama.

    En efecto, para decir que el origen de la Tierra fue un éxito, primeramente, tuvo que pasar por el largo proceso de formación de su atmósfera. A medida que esas colisiones y erupciones magmáticas ocurrían, se generaba una constante liberación de gases nobles.

    Todos y cada uno de ellos, se acumularon sobre la superficie terrestre, formando la primera atmósfera primitiva. Sin embargo, sus elementos distaban de ser compatibles con la vida, ya que eran principalmente azufre, dióxido de carbono y nitrógeno.

    Enfriamiento del planeta, aparición del agua y la estratificación de la atmósfera

    Un aspecto resaltante del origen de la Tierra, es que parece que nada ocurrió por casualidad. Muchos de los meteoritos y asteroides que impactaron en ese instante, contenían agua que, en contacto con el calor de la superficie, formaban vapor.

    El vapor de agua se condensó junto a los demás gases anteriormente nombrados, generando un enfriamiento en la corteza terrestre. Con el paso de los milenios, la superficie se solidificó, produciendo una corteza estable.

    A su vez, el proceso de condensación fue tal que, las primeras lluvias torrenciales hicieron su puesta en escena. De hecho, se cree que hace millones de años, la Tierra atravesó un período de inundaciones constantes, el cual dio origen a los océanos.

    Entonces, ¿Cómo se desató el origen de la vida en la Tierra?

    Al final de esta combinación de factores nombrados, poco a poco el escenario fue evolucionando hasta crear la vida. La corteza originó el gran continente de Pangea (separado millones de años después), así como el proceso inicial de la consolidación de la atmósfera.

    Para el origen de la vida en la Tierra, existe quienes afirman que se debe a la influencia de material extraterrestre. Sin embargo, lo más aceptado hoy en día es que, sus principios tuvieron lugar en el mismo planeta.

    la tierra
    Fuente: OkDiario

    Tras enfriarse el planeta y con la caída de las lluvias, el dióxido de carbono precipitado en ellas, reaccionaba con los elementos de la corteza. De esa manera, dichas reacciones químicas dieron como resultado los carbonatos.

    Esta premisa, según distintos estudios, originó las sales y toda la composición que gira en torno al lecho marino. A su vez, se cree que fomentó el ambiente ideal para que las primeras bacterias marinas, organismos vivos, se desarrollaran.

    Gracias a las bacterias y otros microorganismos, se dio pie al preciado proceso de fotosíntesis. Por medio del mismo, la creación del oxígeno fungió como el último ladrillo para terminar de construir una atmósfera ideal. Bajo su protección y otra serie de reacciones subsecuentes, el origen de la vida en la Tierra, poco a poco se dio cita.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir