¿Cuándo comenzó el descubrimiento de los planetas? ¿Cuál fue el primero?

Portada del descubrimiento de planetas

Desde que la astronomía empezó a cobrar fuerza como ciencia y la aparición del primer telescopio, el estudio del Sistema Solar, avanzó. Progresivamente, el descubrimiento de los planetas revolucionó la manera de ver la existencia, causando furor en la comunidad científica. La Tierra dejaba de ser el centro del universo, para pasar a formar parte de un inmenso cosmos.

Con el descubrimiento de estos cuerpos celestes, la astronomía fue capaz de sentar sus bases en pro del futuro. Asimismo, se relevaron otros secretos asociados al espacio y su concepción a través de años de estudio a los planetas. La majestuosidad de estos cuerpos espaciales es inmensa, fungiendo como piezas claves para el entendimiento de universo.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Existen Otros Planetas Similares a la Tierra?


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¿Cómo se llevó a cabo el descubrimiento de los 7 planetas? ¡Todo lo que necesitas saber!

    El descubrimiento de los 7 planetas no fue un hecho inmediato, pero sí marcó un antes y un después en la astronomía. Gracias a tal premisa, se derrumbaron ciertos paradigmas sociales y religiosos, que pregonaban una actitud idealista extremista.

    alineación de planetas
    Fuente: Google

    Los planetas son cuerpos celestiales que existen desde los albores del universo. Particularmente, los del Sistema Solar, vienen siendo estudiados desde la prehistoria como tal. Por ende, el descubrimiento de los 7 planetas, sin duda fue un proceso arduo, pero, ¿Cómo se llevó a cabo?

    Las crónicas de Ptolomeo

    Cluadio Ptolomeo fue uno de los principales practicantes de los conocimientos legados por Platón y Aristóteles en astronomía. Este importante personaje de la historia, fue quien, inicialmente planteó la teoría geocentrista del universo.

    Desde tiempos incluso más antiguos que él, cuando el estoicismo griego dominaba, ya una serie de planetas eran evidenciables, entre ellos Venus y Mercurio. En ese sentido, la teoría geocentrista, auspiciaba que todos los cuerpos celestes descubiertos hasta la fecha, giraban alrededor de la Tierra.

    Para ese momento histórico, se tenía constancia de 8 planetas, incluyendo a la Tierra, la Luna y el Sol como parte de ese grupo. El resto de la banda la constituían, Venus, Mercurio, Marte, Júpiter y Saturno; todos girando alrededor de la Tierra.

    La influencia de Copérnico y Galileo Galilei

    Con el avance de la tecnología, nuevos tiempos y profetas comenzaron a surgir, entre ellos Nicolás Copérnico y Galileo Galilei. El primer mencionado, fue el responsable de la teoría heliocentrista, donde se refutaba la idea de que la Tierra era el centro de todo.

    Además, se estableció que tanto el Sol como la Luna, eran objetos celestiales con características diferentes a un planeta. Por su parte, el Sol fue designado como la estrella madre de esta parte de la galaxia, considerando que los planetas giraban a su alrededor. En contraparte, la Luna fue catalogada como el primer y único satélite natural de la Tierra, orbitándola cada 28 días.

    La influencia de Galileo Galilei, contribuyeron a que la teoría heliocentrista fuera aceptada, forjando las bases para lo que se conoce actualmente. A su vez, fue el pionero descubridor de cuatro satélites pertenecientes a Júpiter.

    El descubrimiento de Urano de la mano de Herschel

    William Herschel fue un personaje extrovertido de la historia de la astronomía, a quien se le atribuye el descubrimiento de Urano. Hasta 1781, fecha del avistamiento, solo se consideraba la existencia de seis planetas orbitando el sol.

    El hecho se suscitó por accidente, ya que el astrónomo en cuestión, se dedicaba al estudio de la constelación Géminis. No obstante, su sorpresa fue mayúscula cuando, recién utilizando su nuevo telescopio reflector, observó un objeto que al principio catalogó como cometa.

    Tras una exhaustiva investigación de su órbita, tomando varios días de seguimiento, pudo comprobar la presencia de un disco planetario. Por otra parte, sustentado en investigaciones del pasado y cotejando sus datos recientes, pudo concluir que se trataba de Urano.

    Anteriormente, personajes como Galileo Galilei, habían enmarcado a Urano falsamente como un satélite de Júpiter. Sin embargo, su órbita errática y la falta de precisión, conllevaron a perder su seguimiento. No fue hasta Herschel donde este descubrimiento tomó el camino ideal, hasta constatar la existencia del planeta azul.

    ¿Interesado en saber cuándo ocurrió el descubrimiento de nuevos planetas? ¡Aprende al respecto!

    Para cuando se supo de la existencia de Urano, muchos científicos pensaron que no sería el último en ser descubierto. Gracias a los avances de Herschel en cuanto al telescopio, ahora se contaba con una mejor arma para el descubrimiento de nuevos planetas.

    Sin embargo, eventualmente el tiempo fue pasando y las novedades no se presentaban. Quizá Urano sí era el último del Sistema Solar y el descubrimiento de nuevos planetas solo era una fantasía. Aunque, como es de esperarse, todo cambió repentinamente.

    Aparición de Neptuno e influencia en Urano

    Inaugurado el año 1800, la comunidad astrónoma comenzó a evidenciar un comportamiento extraño en la órbita de Urano. Por alguna razón, el planeta azul se alejaba constantemente, tomando más distancia con respecto a su posición original.

    Para ese momento, las leyes gravitacionales establecían que, las orbitas de los objetos espaciales, pueden causar efectos entre sí. Su cercanía e interacción, generaban las controversiales ondas gravitacionales, capaz de empujar la órbita de un planeta.

    descubrimiento de los planetas
    Fuente: Google

    No fue hasta el año 1845 que, en un trabajo conjunto en Leverrier y Galle, se constató de la presencia de Neptuno. Por medio de las anomalías en la órbita de Urano, se pudo calcular con precisión, el tamaño y distancia que poseía Neptuno. De esta forma, un nuevo planeta se sumaba al conteo.

    Plutón y el descubrimiento de los planetas más allá de Neptuno

    El descubrimiento de los planetas más allá de Neptuno, conllevo a la consolidación de un nuevo término, los objetos transneptunianos actualmente. Sin embargo, mucho tiempo antes de tal definición, en febrero de 1930 apareció Plutón.

    De la mano de Clyde Tombaugh, se confirmó el avistamiento de este peculiar planeta, gracias a los primeros cálculos realizados por Percival Lowell. Hasta el año 2006, Plutón formaba parte del Sistema Solar como un planeta más. No obstante, en esa fecha, pasó a considerarse como un “planeta enano”.

    Desde el siglo pasado hasta el presente, por medio de los observatorios espaciales, se ha confirmado otros descubrimientos de los planetas más alejados de Neptuno. Entre ellos, destacan Ceres, Haumea y Eris, planetoides con características similares a Plutón.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir