¿Te gustaría saber lo que es un cuásar? ¡Descúbrelo ahora mismo!

portada cuásar

El universo está lleno de fantásticos eventos que, afortunadamente, han podido ser captados por los más sofisticados telescopios. Entre estos está el cuásar o quásares, sucesos cósmicos que poseen un gran trasfondo. De hecho, describen una relación estrecha con los tan magníficos pero intimidantes agujeros negros. Son elementos de alto interés científico.

A medida que se avanza en la ciencia astronómica, ha sido posible atestiguar distintas circunstancias de interés. Con la aparición de un cuásar, se ha comprendido un poco más acerca de la mecánica cósmica. Siendo uno de los elementos más brillantes en el espacio sideral, se antoja de enorme interés conocer todo sobre ellos. ¡Son más importante de lo que se cree!


También te puede interesar nuestro artículo: ¡3 universidades del mundo para estudiar astronomía!


Contenido del Artículo()

    ¿Qué es un cuásar? ¡La respuesta más práctica posible está aquí!

    Dentro de toda la extensión del cosmos, existen elementos altamente brillantes radiadores de luz y otros componentes. Un ejemplo claro de ello son los mismos planetas, las estrellas y las luminosas supernovas.

    Aun así, se tiene evidencia de otro elemento que es altamente radiante que, incluso, emite un tipo de energía especial. El nombre de este conocido fenómeno, es nada más y nada menos que cuásar o quásar.

    cuásar fondo negro
    Fuente: Google

    Para entender con exactitud qué es un cuásar, se debe fijar atención en el comportamiento de los agujeros negros. Se sabe o se infiere que, en aproximadamente todas las grandes galaxias, un agujero negro súper masivo ocupa el centro de las mismas.

    Cuando la intensidad de actividad del agujero negro aumenta o se intensifica, toda la materia a su alrededor es absorbida a un ritmo elevado. Secundario al efecto de rotación del agujero negro y sus propiedades, esta acción concibe un exorbitante cúmulo de energía cósmica.

    Al ser una cantidad absurda de energía acumulada, esta comienza a ser irradiada o liberada en el espacio. Observada desde lejos, conforma uno de los eventos más luminosos o brillantes en toda la extensión del universo.

    Virtualmente, la respuesta a qué es un cuásar puede ser resumida en los resultados posteriores a la intensificación de la actividad de un agujero negro. Toda la liberación de esa energía (ondas de radio, luz, infrarrojo, rayos X y UV) es lo que se define finalmente como un quásar.

    Básicamente, gracias a su entendimiento ha sido posible en un amplio porcentaje, identificar la actividad elevada de un agujero negro. Particularmente, ha permitido la familiarización con estos objetos celestes.

    Profundizando en el trasfondo detrás del cuásar. ¿Qué hace tan interesante a estos fenómenos lejanos?

    Un cuásar ha sido, desde su descubrimiento, uno de los fenómenos más estudiados por la naturaleza científica. Siendo catalogados como los mayores objetos espaciales emisores de energía y luz, ocupan un gran puesto en la cúspide.

    Los cuásares están íntimamente relacionados con los agujeros negros supermasivos. Sin embargo, igualmente se tiene evidencia de otras particularidades que convierten a estos objetos, en grandes descubrimientos.

    El cuásar es visible desde la Tierra gracias a instrumentos de observación especializados para tal fin. Debido a la naturaleza lumínica de estos eventos aislados en el cosmos, su captación resulta más fácil en cierto sentido. En virtud de ello, se piensa que la radiación, luz y energía que emiten, es la suma de una absurda cantidad de soles.

    El poder de un cuásar

    Dependiendo de la cantidad de materia o intensidad de actividad de un agujero negro, el cuásar resultante libera un nivel de energía específico. En ese sentido, el poder emisor de un cuásar es comparable a la luz que emanan hasta más de 100 galaxias en general.

    Asimismo, tal energía produce un esparcimiento de luz que, cuantificado, es superior a la combinación de la luz de miles de soles. No por nada son catalogados como los fenómenos más potentes y incandescentes del cosmos.

    Composición de un cuásar

    A medida que la ciencia avanza y se han podido crear nuevos instrumentos de medición, se han descubiertos elementos en el cuásar. A pesar de que no se han identificado como tal, se concluye que la mayoría de ellos son hasta más pesados que el helio. Por tal motivo, la conjunción de componentes dentro del cuásar, dispone de una magnitud más allá de la comprensión actual.

    Por otra parte, que elementos más pesados que el helio estén presentes, implica que el cuásar puede ser el resultado de la formación estelar. Inclusive, la mayoría sostiene que los cuásares están presentes entre el momento del Big Bang y el período de formación estelar.

    El descubrimiento del cuásar

    cuásar en el universo
    Fuente: Google

    Allan R. Schmidt fue una de las primeras personalidades en toparse con un cuásar. Parece increíble que apenas hace medio siglo atrás, estos objetos espaciales comenzaron a tomarse en consideración.

    Durante los años 50 y la reciente llegada de los radiotelescopios, se captaron las primeras emisiones de radio o energía sin fuente aparente. Este tipo de radiación, posteriormente, fue asociada a los cuásares. Una entidad capaz de disparar “chorros” de luz y energía capaces de ser visibles desde tan lejos en la superficie terrestre.

    Origen del nombre del cuásar

    En la época de los años 50, todavía no se tenía la más mínima noción sobre estos fenómenos. Como el hecho de la captación de energía sin fuente o estrella promotora aparente, se decidió bautizar a este hallazgo.

    Utilizando el apodo “quasi-stellar radio fources” traducido al español como “fuentes de radio casi estelares”, nació la palabra cuásar o quásar. A partir de ese momento, el término fue acuñado, extendiendo el estudio de estos mágicos objetos.

    Los descubrimientos científicos han facilitado la aparición del cuásar más cercano a la Tierra

    El cuásar más cercano a la Tierra ha sido identificado después de un intenso trabajo de hallazgo. Estos elementos, a pesar de su enorme luminosidad, se encuentran a miles de millones de años luz de la Tierra.

    Por ende, la luz se toma su tiempo en ser vista desde la superficie terrestre. Al ser visualizados, lo que en realidad se capta es la luz escapada de un cuásar que alguna vez existió hace miles de años atrás.

    Como resultado, probablemente se esté observando un cuásar de los principios del universo. Actualmente, el cuásar más cercano a la Tierra está ubicado a más de 750 millones de años luz. ¿Habrá sido testigo de los albores del tiempo?

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir