Las Teorías Del Universo Sobre Su Origen Y Su Porvenir

Cuando se habla del término de teorías del Universo, es necesario que primero se conozca el significado de lo que son las teorías, para que entonces no se confundan con las leyes. Una teoría se trata del conjunto de reglas, conocimientos y principios, que tienen referencia hacia una ciencia, una actividad e incluso una doctrina, aun prescindiendo de sus posibles aplicaciones prácticas.

Entonces las teorías sobre del universo, son aquellas presunciones o suposiciones, sobre las posibilidades que tienen que ver con el Universo. En este caso se van a explicar las teorías que han sido estudiadas para suponer lo que posiblemente fue el origen del espacio universal y también se van a mencionar aquellas que opinan sobre lo que pudiera ser el fin del Universo. Existen distintas teorías y distintas opiniones interesantes, por eso aquí explicaremos las más aceptadas.

Cada teoría demuestra los estudios y creencias de quienes las defienden. Existen incluso, debates teológico científicos con respecto a la creación del Universo. El origen no se ha comprobado, aunque la mayoría apoya dos teorías fundamentales: una que es netamente científica, ciega a toda posibilidad de un ser creador; mientras que la otra es totalmente teológica y convencida en una creación divina.

El tiempo de haber sido creado el Universo, tampoco se conoce. Sin embargo se estima que la creación de todo el Universo, fue en el año 4004 antes de Cristo. Estos cálculos fueron extraídos de los estudios de la Universidad de Cambridge. Lo que no se sabe con certeza hasta ahora, es ¿cómo fue creado el Universo? Por esta razón, años de indagación establecen teorías sobre la posibilidad del origen. Aquí se mencionarán algunas de ellas.

7 Teorías sobre el origen universal

El simple surgimiento del hombre en la Tierra, plantea un controversial debate a nivel mundial. Esto ocurre con origen del ser humano, aunque lo podemos ver, conocer en su forma completa y es más fácil de estudiar. Mucho más, los debates surgen con un fenómeno en el que no se conoce su forma total, como lo es el Universo. Se trata de un tema que no se ha logrado descifrar al 100%. ¿Cómo fue creado el Universo?

Nosotros los seres humanos, fuimos originados en un Universo ya creado. Por esta razón no fue posible registrar su momento de creación ni existe ningún testigo, testimonio o indicio, de cómo ocurrió. Sin embargo, se han creado diversas teorías, ninguna totalmente acertada. Aunque por su parte, cada uno defiende la teoría como un hecho verídico. Algunos por confiar ciegamente en la ciencia y otros por la Fe que tienen en las escrituras bíblicas.

Las teorías más conocidas son las del surgimiento de una posible explosión y la que es explicada en la Biblia. Sin embargo, no se trata única y totalmente de dos posturas. Por esta razón, en este artículo te vamos a presentar 7 de las teorías en las que se explican las posibilidades de cómo fue creado el Universo. Por supuesto, entre ellas están estas dos antes mencionadas, ya que también han sido fundamentales en los debates teorícos.

Número uno: Teoría del Big Bang

En la actualidad la cosmología considera como origen del Universo al instante en el que apareció la materia y la energía que existe en la actualidad, como consecuencia de una gran explosión. Es la teoría moderna más conocida que además también lleva como nombre “La Teoría de la Gran Explosión”. Conforme a esta teoría, hace unos 14 o 15 mil millones de años, la materia universal se mantenía concentrada en una zona extraordinariamente pequeña.

Fue entonces cuando de pronto surgió una gran explosión en un violento evento, a partir del cual comenzó a expandirse. Este evento fue lo que supuestamente logró que la materia se agrupara, acumulándose así para dar lugar a las primeras estrellas y galaxias. Aprentemente, estos fueron los primeros cuerpos en el Universo. Más adelante, se fue formando lo que hoy en día conocemos como el universo.

Los grandes matemáticos tienen como fundamento que esta teoría incluye la teoría general de la relatividad de Albert Einstein. Además de esta, también se puede agregar la teoría estándar de partículas fundamentales.

Número dos: Teoría inflacionaria

Esta teoría también es llamada la “Teoría de la inflación cósmica”. Aunque la más conocida a nivel científico es la anterior, esta teoría es una de las que mejor están fundamentadas. Quien la formuló fue el cosmólogo y físico teórico norteamericano Alan Guth. Gutg intenta explicar a través de esta teoría, el origen con base en diversos estudios gravitatorios. Lo que realmente se propone es que una fuerza única se dividió en las cuatro fundamentales del universo.

Las cuatro fundamentales del Universo se trata de: gravitatoria, electromagnética, nuclear fuerte y nuclear débil, esto es lo que posiblemente provocó el origen del Universo. Un impulso inicial, aunque duró un tiempo prácticamente inapreciable, fue tan violento que el universo aún continúa creciendo y absolutamente todo se mantiene en constante movimiento, aún cuando la atracción de la gravedad detiene a las galaxias.

Una de las predicciones comprobables que surgieron a raíz de esta teoría, es el tema de las perturbaciones de densidad que fueron producidas desde el momento de la inflación. Dichas perturbaciones ocurrieron luego de la posible distribución de materia en el universo. Este disturbio podría venir acompañado de ondas gravitacionales. E incluso, las perturbaciones dejan su huella en el fondo cósmico de microondas, que aparentemente llena el cosmos desde hace casi 13.800 millones de años.

Número tres: Teoría del estado estacionario

Es una gran hipótesis que surge a raíz de la oposición a la creencia de un universo evolucionario. Esta teoría considera que se trata de una forma que no tiene iniciación ni terminación. De hecho, no tiene principio ya que inicialmente no comenzó con una gran explosión ni tampoco se colapsará en un porvenir distante, para luego volver a surgir. El impulsor principal de esta teoría fue el astrónomo inglés Edward Milne.

Más adelante, específicamente en 1948 otros astrónomos retomaron el principio estacionario que había planteado Milne. Sin embargo estos estudiosos también le añadieron nuevos conceptos, a raíz de los estudios renovados. Conforme a esta teoría que explica el estado estacionario, la depreciación de la densidad que origina el universo al propagarse se subsana con una creación continua de materia.

Pero la necesidad de la poca materia para mantener constante la densidad del universo, mientras este se expande, hace que esta hipótesis no se haya podido comprobar de forma directa. La teoría del estado estacionario se origina a raíz del empleo del llamado principio cosmológico perfecto. Este principio es el que sostiene que para cualquier observador el universo debe parecer el mismo en cualquier lugar del espacio.

Lo que se diría que es el comienzo del universo estacionario, se remonta al infinito hacia el pasado con un ritmo de expansión exponencial. Para el año 2011, el estudio más renovado y publicado en ArXiv.org sostiene que la teoría del estado estacionario destaca que el Universo se expande y se contrae periódicamente, esto si es que realmente vivimos en un universo cíclico. De ser así, algunos agujeros negros podrían sobrevivir de un rebote a otro, lo que llevaría consigo una valiosa información sobre etapas muy anteriores al Big Bang.

Número cuatro: El origen del Universo según los Mayas

Los mayas tienen una creencia propia y particular en la que afirman que antes de que existiese la Tierra, existían tres supuestos dioses y sus nombres eran: Tepeu, Gucumatz y Huracán. Según lo que decían, cada uno de estos era el Dios de alguna cosa. Es decir que tenían su propia función: – Tepeu, el dios del cielo. – Gucumatz, de dios de las tempestades, fue quien supuestamente enseñó a los hombres cómo hacer el fuego. – Huracán, el dios del aire tormenta y fuego.

Los dos primeros mencionados, para los mayas eran los dioses que para que pudieran ser recordados, debían crear a otros seres para que les adoren y les recuerden. Es entonces, cuando según los mayas, nace la razón por la que supuestamente los tres dioses empiezan a crear la Tierra. Lo primero que crean son los animales, sin embargo, como aparentemente estos no hacen caso a los dioses, estos últimos se enfadan y hacen que los animales se peleen entre sí.

En una segunda oportunidad se creó al hombre. No obstante, como los supuestos dioses no sabían cómo hacerlo realizaron varios proyectos: primero crearon un hombre de barro pero se deshacía; luego se hizo al hombre de madera, que no tenía sentimientos ni alma y no adoraba a los dioses. Luego el dios huracán provocó la gran inundación para deshacerse de ellos; finalmente se crearon cuatro hombres con maíz, llamados Balam-Quitzé, Balam-Agab, Mahucutah y Iqi-Balam, pero con la ayuda de más dioses (trece en total).

En resumen, lo que el famoso libro sagrado de los Mayas, el Popol Vuh, afirmaba es la historia del pueblo Maya. Cómo fue su origen y creación, conforme a sus creencias. Algo parecido a lo narrado anteriormente, pero por supuesto con más detalles y mucho más extenso. Esto hizo que la cultura maya se convirtiera en una cultura prehispánica importante. Tal importancia fue lo que hizo que se considerara su teoría entre las que destacan en el origen del universo.

Número cinco: Teoría del Universo oscilante

Esta hipótesis sostiene que el Universo será el último de muchos que surgieron en el pasado, después de un grupo de explosiones consecutivas. Fue aceptada durante un tiempo e incluso continúa siéndolo, por los cosmólogos que pensaban que alguna fuerza debería impedir la formación de singularidades gravitacionales. Según afirman, conecta el Big Bang con un anterior Big Crunch.

Conforme a las particularidades en los estudios matemáticos en el que aparecían en los cálculos, eran el resultado de sobre idealización matemática y serían resueltas por un tratamiento más cuidadoso. No obstante, más adelante en la década de los 60’s, Stephen Hawking, George Ellis y Roger Penrose, demostraron que las singularidades son una característica universal de las cosmologías que incluyen el Big Bang sin que puedan ser obviadas con ningún mecanismo de la relatividad general.

Número seis: Nueva teoría sobre el origen

Se trata de la hipótesis más actual que explica el posible origen del Universo. Esta teoría surgió en el año 2014 de la mano de Christof Wetterich, quien es físico en la Universidad de Heidelberg en Alemania. Conforme a los estudios publicados a través del portal Actualidad.Rt, el físico estima que el Universo podría ser el resultado de un largo y frío tiempo de evolución. Incluso afirman que posiblemente no se origine de un fuerte estallido, tal como afirma la teoría del Big Bang.

Conforme a esta teoría, eso implicaría entonces que el Universo no emergió en realidad luego de una explosión caliente, sino que más bien surgió a raíz de una congelación en el espacio. De forma más detallada, se podría decir que la congelación del agua es lo que mejor ilustra el inicio del Universo, según lo que afirman los científicos de la Universidad de Melbourne y la Universidad RMIT.

Los estudiosos traen a alusión a un universo primitivo líquido que conforme se va enfriando, el material se cristaliza. Según las investigaciones esto es lo que podría formar tres dimensiones en el espacio universal; además de otra que haya sido temporal. Este estudio es explicado de igual forma como lo describió también Albert Einstein. Sin embargo, mientras el Universo ha ido evolucionando, han ido surgiendo fisuras y grietas, parecidas a las que se forman cuando el agua se congela en forma de hielo y este se resquebraja.

Esta comparación hace pensar a los científicos que si estas grietas existen, podrían detectarse cuando la luz y otras partículas se curvaran o se reflejaran al atravesarlas. De esta manera, los físicos podrían comprobar si la teoría de la Gran Congelación es cierta.

Número siete: Teoría según la Biblia

La Biblia es uno de los libros más importantes e incluso uno de los más vendidos a nivel mundial. No se trata de un solo libro, sino de una recopilación de libros escrito por personas que tenían una conexión tan íntima con Dios que les fue revelada la historia desde la creación del mundo, plasmada en el libro de Genésis, primer libro de la Biblia; hasta lo que podría ser el fin del mundo, escrito en el Apocalipsis, último libro de la Biblia.

Esta teoría explica que en un principio existía el caos y en el vagaba Dios. Dios creó el Mundo en 6 días: En el primero separó la luz de las tinieblas: el día y la noche. En el segundo, separó las aguas de la tierra: los mares y ríos. En el tercer día creó la tierra dónde habitamos y le introdujo vegetación. El cuarto creó los astros, el Sol, la Luna y las estrellas. El quinto día creó a los primeros seres vivos. Y el último día creó al ser humano a su imagen y semejanza.

Distintas religiones se basan en esta teoría, entre ellas está la religión evangélica, adventista, la católica, entre otras. Las mismas afirman no se trata de una simple teoría, sino de un hecho que realmente ocurrió conforme a lo que escribió el profeta Moisés en el libro de Génesis, ya que Dios los usó como instrumento para detallar los acontecimientos.

Los Pro y Contras de la teoría basada en la Biblia

La ciencia objeta esta teoría pues afirma que en 6 días no puede el Universo desde la Tierra. Sin embargo, además de la certeza de que Dios puede hacer cualquier cosa, esta teoría también se basa en el Salmos 90:4 de la Biblia, que explica lo siguiente: “Porque mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó, y como una de las vigilias de la noche.” Comprobando de esta manera, que lo que para nosotros es un día, son como mil años delante de los ojos de Dios.

Por otra parte, algo que la ciencia no ha podido negar sobre la existencia de Dios, es a través del Código Genético, lo que demuestra su poder. Por esta razón, grandes científicos y autores que anteriormente afirmaban ser ateos (no creer en Dios), hoy en día defienden con fuerza esta forma de visualizar cómo fue creado el Universo.

Uno de los científicos más recientes en pronunciar su creencia, fue el filósofo inglés Antony Flew en el año 2004. Se le llamó el Caso Flew”, ya que se trataba de gran defensor del ateísmo, quien luego de tantos estudios científicos anunció su conversión al deísmo. Los estudios indican que en siglos pasados también habían científicos que apoyaron esta teoría, tal es el caso de Nicolás Copérnico, quien hizo referencia de Dios en algunas de sus obras, y no planteó en su sistema ningún conflicto con la Biblia.

Por otra parte también Isaac Newton creía en lo escrito en la Biblia. De hecho, dentro de su sistema de física, manifestaba que Dios es esencial para la naturaleza y el carácter absoluto del espacio. Una de sus grandes frases manifestada fue: “El sistema más hermoso del Sol, los planetas, y cometas, podía sólo proceder del consejo y dominio de un Ser inteligente y poderoso.”

7 teorías sobre el fin del Universo

Todo lo que inicia tiene un final. Siempre cuando alguien comienza un proyecto, debe culminarlo. Puede que tarde años en realizarlo, quizás siglos. En cuanto a investigación astronómica, los científicos estudian los astros década tras década. Lo que un científico comenzó a estudiar años atrás, lo continúan los precedentes y las nuevas generaciones, a través de las nuevas tecnologías. Hasta que finalmente descubren lo que se ha estado monitoreando por tantos años.

Esto ocurre porque cuando se tiene planteada una meta, se debe llegar o dejar a la mitad, pero siempre se termina de alguna forma. En el caso del Universo, los teóricos plantean que el Universo no solo tuvo un inicio, sino que también tendrá su final. No hay la certeza de cómo va a ocurrir este acontecimiento futurístico, sin embargo hay una recopilación de teorías y aquí se explicarán 7 de ellas.

A la hora de explicar el origen universal, las teorías más aceptadas son las que están explicadas en los libros de la Biblia de los cristianos y la teoría científica del Big Bang. Sin embargo, por otra parte aun no existe un acuerdo que explique cómo será el fin del espacio universal.

Número uno: Teoría del Big Crunch

La teoría del Big Crunch es la que propone que toda aquella materia que quedó en expansión, luego de la supuesta gran explosión del Big Bang y que llega hasta los confines, es la que está siendo afectada por la gravedad misma del universo. Según esta teoría, cuando llegue al límite de su expansión, la gravedad va a provocar que toda la materia del universo se empiece a contraer hasta el punto donde todo inició nuevamente.

Aparentemente, los científicos que defienden el Big Crunch, afirman que luego de que el universo empiece en el mismo punto, se va a volver a formar esa singularidad explosiva. Sin embargo, según los últimos estudios, el universo continúa expandiéndose en un rango cada vez más acelerado.

Número dos: Muerte térmica

Esta teoría contradice a lo que propone la del Big Crunch. La teoría de la muerte térmica expone que la gravedad no es lo bastante fuerte como para frenar el esparcimiento del universo que cada vez es más acelerado, lo que significa que continuará agrandándose de forma exponencial hasta terminar apagándose. En esta teoría, ha sido necesario considerar al universo como un sistema termodinámico.

Esta forma de ver al espacio universal, refleja que con el calor distribuido de manera uniforme en su totalidad, el universo va a terminar con toda la materia de forma uniforme y dispersa a lo largo y ancho del universo. Conforme a la muerte térmica, el universo se podría convertir en una niebla fría, oscura y densa. Además de esto, podría estar en un estado de equilibrio y las partículas rebotarían entre sí, sin intercambiar energía, quedando esparcidas en el vacío.

Número tres: Masificación de los agujeros negros

Entre las teorías que se han considerado como las más populares, se encuentra la teoría que afirma que la mayoría de la materia del universo orbita en torno a los agujeros negros. E incluso estas se tragan a las estrellas y también a las galaxias enteras, mientras caen en el horizonte de sucesos de estos agujeros. Esto confirma que en un universo finito, los agujeros negros eventualmente devorarán toda la materia dejando un universo oscuro.

Al pasar el tiempo, científicamente se estima que los agujeros negros se evaporan. Esto significa que pierden su masa, además emiten lo que se llama “radiación Hawking”. Lo que implica que la etapa final del universo estará conformada por partículas subatómicas de la radiación Hawking que se distribuyen de forma uniforme.

Número cuatro: El fin del tiempo

Con forme a esta teoría, los estudios indican el fin del Universo en cuanto al tiempo se refiere. Pero específicamente se alude a un tiempo infinito, que indicaría entonces que cualquier cosa que sea posible, está garantizada que podría suceder. Los sucesos ocurrirían un número infinito de veces.

Por la misma razón, de que se observó que esto perturba una enorme cantidad de cálculos predictivos, los científicos teorizaron algo más: que el tiempo mismo de forma eventual, va a detenerse. Conforme a esto todo se va a congelar como si se tratara de una fotografía eterna de un momento. Sin embargo realmente no sería para siempre, ya que el tiempo no avanzaría. Sencillamente se trataría de un instante en el tiempo donde nadie moriría ni envejecería.

Número cinco: El Gran Rebote

A esta teoría también se le conoce como el Big Bounce, ya que en inglés significa Gran Rebote. Es una teoría muy parecida a la teoría del Big Crunch. La diferencia es que  en este caso las cosas no se destruirían, sino que más bien se reciclarían, por así decirlo. Aquí se explica que la gravedad detiene la expansión del universo y cuando esto ocurre, todo se condensaría en un solo punto.

De esta manera todo comenzaría de nuevo, debido a la fuerza de esa rápida compresión, siendo eso suficiente para iniciar otra gran explosión. De esta manera, el rebote explica una teoría que es muy similar a un Big Bang. Es también capaz de producir un nuevo universo y conforme a lo que indica, esto se haría repetidas veces de forma infinita. Lo que indica que conforme a esta teoría, nuestro universo bien podría ser la primera versión de una serie, o la enésima encarnación de otro universo. Nunca lo sabremos.

Número seis: El Big Rip

Existe una fuerza invisible a nivel universal a la que se le ha puesto el nombre de energía oscura. Este fenómeno es el que provoca la expansión cada vez más acelerada del universo. Conforme a lo que explica esta teoría, con el tiempo la aceleración es tal, que se vuelve incontenible. Según los estudios, llegará un momento en el que el universo saldrá disparado hacia la nada. De acuerdo a los estudiosos, está previsto que este Big Rip ocurra dentro de 16 millones de años.

Número siete: Metaestabilidad en el vacío

En esta hipótesis se propone que la existencia del universo en un estado esencialmente inestable. Además de esto, indica que a lo largo de miles de millones de años, pasará a un estado de vacío. Mucho antes de que esto ocurra, se supone que va a aparecer una burbuja en el universo, aparentemente la misma se expandirá en todas las direcciones a la velocidad de la luz. No obstante, finalmente acabaría con todo lo que toca.

Por otra parte, indican también que el universo seguirá existiendo. Sin embargo las leyes de la física cambiarían e incluso podría haber vida. Pero sería un universo que hoy en día no entenderíamos con facilidad.