Conoce todo sobre el telescopio espacial Kepler y sus aportes a la astronomía

espacio y telescopio kepler

Absolutamente todas las misiones de la NASA y sus ramas científicas poseen un fin único que conlleva a seguir develando misterios del cosmos. Entre tantas de ellas, sin duda alguna una de las más destacadas es el telescopio espacial Kepler. Nada más y nada menos que un proyecto ambicioso con la mira puesta a lo que existe más allá del sol.

Un potente artefacto diseñado con la más alta precisión para obtener imágenes detalladas sobre los confines del sistema solar. La ciencia ha avanzado lo suficiente como para aventurarse más allá del Sol, siendo la Misión Kepler, ejemplo claro de ello. Con el paso del tiempo, es más lo que sabe acerca del cosmos, aunque sea solo un poco.


También te puede interesar nuestro artículo:  Misiones espaciales que brindarán información ¡Conócelas!


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    Telescopio espacial Kepler: Una herramienta refinada al servicio de la NASA

    telescopios en el espacio
    Fuente: El País

    Hace poco más de una década, justamente en marzo del año 2009, Kepler, una nueva misión espacial de la NASA, partía desde Cabo Cañaveral. La premisa era clara y precisa, establecer la ubicación, existencia y evidencia de planetas extrasolares como la Tierra mediante el establecimiento de un observatorio espacial.

    El telescopio espacial Kepler, con más de 500 millones dólares para su desarrollo, fue creado gracias a la labor de un centenar de científicos. Cada uno aportó su grano de arena para contribuir al perfeccionamiento de la sonda que llevaría a Kepler hasta su destino final.

    Una vez lanzado y en posición, Kepler, serviría como un observatorio espacial alejado de la superficie terrestre y orbitando en torno a la estrella madre. Luego de establecerse plácidamente en su posición, se esperaba que su vida útil oscilara los 3 a 4 años con extensión a 4 años más.

    Sin embargo, en octubre del año 2018, su funcionamiento dejó de ser útil para la NASA, debido al gasto total de las reservas de combustible. Inmediatamente, la conocida agencia espacial anunció el cese de las funciones del telescopio espacial Kepler para siempre.

    En líneas generales, la misión fue bastante aparatosa puesto que el telescopio perdió gran parte de sus instrumentos durante el trabajo. Sin embargo, a pesar de las dificultades, dejó dentro de las bitácoras una gran cantidad de información de suma relevancia.

    Todos los datos recabados por la sonda espacial Kepler, fueron objeto de guía para diversas investigaciones científicas. Cabe destacar que la misión descubrió aproximadamente más de 2700 exoplanetas que pueden ser similares a la Tierra.

    ¿Estamos solos en el universo? ¡El telescopio espacial Kepler ha abierto un nuevo debate!

    El observatorio Kepler ha dado lo mejor de sí durante su estancia en el espacio, trabajando arduamente para encontrar planetas extrasolares. Y claro que lo logró, de hecho, en base a los datos recopilados, el Centro Harvard-Smithsonian y un equipo capacitado, los utilizó.

    Por medio de un exhaustivo estudio, se llegó a la conclusión de que existen alrededor de 17.000 planetas extrasolares en la Vía Láctea. Cada uno de ellos posee dimensiones similares a la Tierra y, por si fuera poco, orbitan una estrella madre dentro de un sistema planetario específico.

    Pero, entonces, ¿los seres humanos son únicos en el universo o existe vida más allá de lo que se conoce? La respuesta está por caer. El telescopio espacial Kepler abrió las puertas a un nuevo debate sobre la controversia en torno a la vida extraterrestre. Esto ha generado diversas perspectivas en la comunidad científica de la NASA, cada uno con sus argumentos propios.

    No obstante, el hecho de que existan 17.000 planetas similares a la Tierra, deja mucho que pensar. Este resultado ha derrumbado la hipótesis acerca de que en la Vía Láctea solo existe un sistema planetario, el sistema solar.

    Ahora, gracias a la visión ampliada por el telescopio espacial Kepler, se conoce que existen aproximadamente 69 sistemas multiplanetarios. La mejor parte de esto (o quizás no), es que la mayoría o gran parte de los mismos, son análogos a la Tierra.

    Es probable que la respuesta aún no sea concretamente respondida, pero los datos están allí. Si se ha comprobado la evidencia de análogos a la Tierra, las probabilidades de que exista una analogía a la vida, son medianamente altas.

    ¿Qué conclusiones dejaron las imágenes del telescopio espacial Kepler? ¡Entérate de las hazañas realizadas!

    planetas y telescopios
    Fuente: La Vanguardia

    A lo largo de su trayecto en la órbita solar, el telescopio Kepler logró cumplir a cabalidad su meta, sorteando todo tipo de infortunios. Sin importar el hecho de perder hasta dos giroscopios durante plena etapa de funciones, continuó laborando de acuerdo a las exigencias de la NASA.

    Algunas de las imágenes del telescopio espacial Kepler revolucionaron ciertas ideas iniciales sobre el sistema solar y la Vía Láctea en general. A continuación, descubrirás la importancia que poseen algunas de ellas con gran valor científico y experimental.

    Los misteriosos “Jupiteres Calientes”

    Antes del éxito de la misión Kepler, ya se tenía noción clara acerca de los planetas tipo “Júpiter Caliente”. Ellos son mundos con dimensiones y masas como las del conocido Júpiter del sistema solar, pero más cercanos a la estrella que orbitan. Por este motivo, son cuerpos celestes más calientes.

    Sin embargo, Kepler no cuestionó nada acerca de esa premisa inicial, sino que más bien, pudo indagar más acerca de su atmósfera. Un histórico que ayudó a comprender el comportamiento de los gases y la temperatura que se maneja en ese ambiente.

    ¿La nueva Tierra? Avistamiento de Kepler-452b

    Transcurría Julio del año 2015 cuando el observatorio espacial Kepler y sus imágenes, detectaron un planeta extrasolar con un tamaño ideal. En efecto, con dimensiones ampliamente parecidas a la Tierra.

    Por si fuera poco, el planeta Kepler-452b, se encuentra dentro de las llamadas “zonas habitales” girando alrededor de una estrella madre (Kepler-452). ¿Aún piensas que los humanos son los únicos en el universo? Difícil de creer.

    Nuevos comportamientos y detalles nunca antes precisados

    Con cada detalle capado por las imágenes del telescopio espacial Kepler, más se sorprendían los expertos de la NASA. En virtud de estos descubrimientos, empezó a entenderse un poco más acerca de la organización del universo y sus principios.

    De igual manera, se eliminó, parcialmente, la idea absoluta de que la Tierra y el sistema solar, era la organización más perfecta del universo. Pero, este cosmos es amplio y prácticamente infinito, por lo que no tiene cabida para una concepción tan corta.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir