3 métodos sobre qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas

Antes de comenzar a hablarles sobre  qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas podemos notar que a simple vista si observamos el cielo no vamos a poder distinguir cual es uno y cual es el otro a menos que a medida de evidenciar con un telescopio sea un astrónomo o especialista del tema el que esté narrando o describiendo el hecho.

No obstante, a continuación les comentaré un poco acerca del concepto de cada uno de estos dos cuerpos celestes para que de esta manera tengamos una mejor noción a la hora de decir sus diferencias.

cuerpos celestes

Estrella

Una estrella es una recopilación formidable de plasma y vapores acoplados por la ley de la gravedad. Expresan una gigantesca suma de energía como la luz y el calor, gracias al derretimiento termonuclear que se origina en su foco.

Planeta

Por otro lado, un planeta es un organismo celeste que gira cerca de una estrella. Pueden ser tanto peñascosos como gaseosos o inclusive una mezcla de ambos. El planeta posee además su campo único de gravedad que es suficientemente fuerte como para conservarlos unidos, pero no lo mucho como para establecer una reposición termonuclear. Lo que lo contrasta en naturaleza de la estrella es que no tiene su propia luz.

Formación de una estrella

Las estrellas que podemos notar en el universo están a millones de años luz. Y son lo adecuadamente maduras como para que logremos distinguirlas. Las estrellas empiezan siendo una nube de átomos como el hidrógeno, y con el pasar de los años se van haciendo más y más pesadas, hasta que la coacción es tal que induce a la reacción nuclear a formar el helio de hidrógeno. En ese instante, la estrella emprende un proceso de producción de luz y así es como brota.

Formación de un planeta

En otro sentido, en cuanto al origen de los planetas se especula que se crearon al mismo tiempo que la estrella madre. A medida que el elemento se va acoplando al pesado núcleo que más adelante será una estrella, otros pequeños ejes de gravedad se van constituyendo contiguos de la órbita de la misma. Esos focos, o proto-planetas se irán formando cada vez más magnos y acabarán colisionando entre ellos hasta que la estrella consiga la madurez. Tras esto, un mundo tomará su representación terminante.

¿ Qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas ?

A continuación les diré un poco más detallado qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas pero de acuerdo a diversos factores. Estos son:

Diferencias físicas

Entre las diferencias físicas que posee un planeta de una estrella son las siguientes:

1. Comprobar si el objeto titila

objeto celeste que titila

Una de las maneras más fáciles de diferenciar entre una estrella y un planeta en medio del firmamento nocturno es estableciendo si el objeto titila o resplandece. Por lo general, puede averiguarlo a simple vista, siempre y cuando posea una vista abierta del cielo y preste atención durante un buen tiempo. En este sentido, son las estrellas las que parpadean y del mismo modo brillan.

Asimismo, los planetas no parpadean. Al contrario, su brillo es firme y nunca huyen en medio del reino celestial nocturno. Si percibe el cielo con un telescopio, los astros podrían parecer “en meneo” en sus bordes.

2. Nota si la esencia sale y se coloca

Otra manera de distinguir qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas es que los objetos celestes no están aferrados en el cielo, sino que se menean. Sin embargo, su clase de traslado puede ser una buena señal de si son planetas o estrellas.

Un dato revelador es que los planetas tienden a salir por el este y se ponen por el oeste. En el cielo, tienden a perseguir un recorrido celeste análogo al Sol y la Luna. Por otro lado, las estrellas se trasladan, pero no salen o se ponen, sino que giran siguiendo un modelo radial cerca de Polaris, es decir, la estrella polar. Asimismo, si el objeto cósmico que se ve parece deslizarse en una línea supuestamente recta a lo largo del cosmos nocturno, lo más factible es que se trate de un planeta.

3. Mire la tonalidad

Tengan en cuenta que no todos los astros poseen alguna tonalidad, pero muchos de los más magnos parecen gozar de alguna clase de pigmento cuando los distinguimos en el cielo nocturno. Esto puede ayudar a desigualarlos de las estrellas. Si bien algunos con una vista enormemente buena pueden descubrir una tonalidad tenue, esta habitualmente se sitúa en la categoría del blanco azulino o también del blanco amarillento. Muchas personas ven a las estrellas de coloración blanco a simple vista.

Percibir las entidades celestes

planetas y las estrellas

Otra forma para poder apreciar qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas es a través de las entidades celestes para poder ver a estos cuerpos celestes. Estos son:

 Use mapas estelares y guías universales

Independientemente de que no posea una buena vista en la noche o que tal vez no conozca a ciencia cierta la posición de ciertos organismos celestes, un mapa o una guía lograrán adminístrarle la ayuda para poder establecer la zona donde mirar. Puede adquirir los mapas estelares o las guías celestiales en una librería o imprimirlos en Internet.

Recuerde que los mapas estelares muchas veces pueden ser útiles en un periodo limitado, es decir, un mes. Esto se debe a que el sitio donde están las estrellas en el cielo cambia a medida que la Tierra sigue su deslizamiento cerca de su órbita.

 Telescopio o binoculares de calidad

Si al observar las estrellas a simple vista no consigue ver muchas entidades celestes, considera la eventualidad de esgrimir un telescopio o unos anteojos. Con ellos, podrá ampliar la región que está percibiendo. Igualmente, pueden hacer que las esencias visibles sean más claras e inclusive pueden acceder ver aquellos que no alcanza estimar a simple vista.

Reconocer los factores que acortan la visibilidad

En otro orden de ideas, existe otra manera de conocer  qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas y es a través de los factores que pueden llegar a acortar nuestra visibilidad, por lo que hay que estar muy pendiente de ello. De esta manera, algunos datos son:

1. Compruebe si está alguna manifestación de ocultación

Una ocultación es la causa en que la Luna franquea entre la Tierra y una establecida estrella o planeta, cerrando así la claridad de dicho cuerpo cósmico. Estos obstáculos se originan con regulación y es posible planear la observación debido a que es viable anunciarlas.

planetas y estrellas

Asimismo, las ocultaciones pueden distinguirse desde algunas zonas de nuestro planeta y no desde otros. Verifique con adelanto si una ocultación está anunciada y si su claridad del cielo se verá conmovida ampliamente. Para investigar si hay ocultaciones predichas, puede buscar en Internet o examinar una guía astronómica.

2. Determina la fase lunar

la luna y otros entes celestes

La luz que se irradia de la luna puede disminuir su visibilidad de los planetas y de las estrellas, de modo que si la luna llena está cercana, tal vez tenga dificultades para ver los cuerpos celestes. Por lo tanto, lo mejor es investigar lo que sería la fase lunar presente antes de arriesgarse al exterior para distinguir el cielo nocturno.

Finalmente, gracias a cada uno de estos datos astronómicos brindados anteriormente será seguro conocer más de cerca qué diferencia hay entre los planetas y las estrellas .

4.6
16