ARTÍCULOS DESTACADOS

¿Existen Otros Planetas Similares a la Tierra?

planetas similares a la tierra

¿Es posible que existan otros planetas similares a La Tierra?

La posibilidad de encontrar otro planeta como la tierra, con condiciones climáticas y atmosféricas similares y que sea capaz de sostener la vida como nosotros la conocemos, ha pasado de ser un relato de ciencia ficción para convertirse en una realidad tangible.

Hasta hace unos años no parecía posible sostener la vida (al menos parecida a la nuestra) en los planetas observables desde la tierra, que eran los otros planetas de nuestro propio sistema solar. Todos ellos se encuentran muy lejos o muy cerca del sol, solo la tierra y marte se encuentran dentro de lo que se llama “Zona Habitable” del sistema solar.

A pesar de que se piensa que, hace millones de años, Marte pudo tener una atmósfera más amigable y reunir las condiciones para albergar vida, hoy en día su superficie es una estepa árida y desolada, formada principalmente por óxido de hierro y otros elementos ferrosos.

La verdad es que recientes descubrimientos logrados gracias a los modernos supertelescopios nos han abierto los ojos a nuevos planetas similares a la tierra descubiertos tan parecidos al nuestro, que tal vez podríamos vivir en ellos de manera completamente natural.

Pero, ¿Cuál es la vara que determina si un nuevo planeta es o no apto para la vida?

¿Qué hace habitable a La Tierra?

Nuestro planeta no nació con las condiciones de las que disfrutamos hoy en día, de hecho, su atmósfera actual es el resultado de millones de años de evolución, ciclos y cambios climáticos drásticos.

¡La creación y evolución de las estrellas y planetas es un proceso fascinante! No dejes de leer nuestro artículo sobre la formación de galaxias y estrellas

La vida y la naturaleza como la conocemos son el resultado de un largo y complejo periodo de adaptación mutua entre los seres vivos y el ambiente, que ha hecho que la vida florezca y evolucione tal y como la conocemos hoy. 

Por lo tanto, siempre se había creído que encontrar otro planeta como la tierra, con las condiciones específicas para sobrevivir que requerimos los humanos (presión, oxígeno, temperatura, etc.) parecía muy poco probable… Hasta ahora

Para lograr que formas de vida complejas lograran florecer en nuestro planeta, este tuvo que adaptarse, cambiar y enfriarse desde el momento de su formación para lograr reunir las condiciones ideales en su atmósfera.

Este resultado fue la consecuencia de una combinación de  factores como:

Distancia perfecta del sol

La tierra es el tercer planeta en la órbita de nuestro sistema solar y se ubica a una distancia aproximada de 150 millones de kilómetros del sol, lo que genera ciertas características de base que permiten la vida como la conocemos.

La temperatura en la tierra es relativamente estable, de unos 15°C en su atmósfera, lo que permite al planeta contener inmensas cantidades de agua en estado líquido y fomentar procesos bioquímicos como la fotosíntesis. 

Recordemos que el agua fue el caldo de cultivo donde surgieron las primeras formas de vida unicelulares hace miles de millones de años, también es el elemento común que sostiene la vida de todos los animales y plantas.

Tamaño adecuado

El tamaño y la densidad de la tierra generan una fuerza gravitatoria adecuada, ideal para retener una atmósfera ligera y habitable. 

La atmósfera de la tierra está compuesta por gases ligeros como el oxígeno, que es vital para el proceso de respiración de todos los animales.

Si el planeta fuera mucho más denso en materia, entonces su fuerza de atracción gravitacional sería tan poderosa, que no podría existir ninguna forma de vida sobre la superficie.

Por otro lado, si fuera mucho más pequeño o menos denso, entonces la falta de gravedad evitaría que los objetos pudieran permanecer anclados a la superficie, como ocurre en la luna.

Campo magnético

El campo magnético que rodea la tierra es el producto del movimiento constante de los metales líquidos que se encuentran bajo la superficie terrestre.

El efecto electromagnético producido en el centro de La Tierra se expande de forma gradual hacia la atmósfera, creando un escudo invisible que permite el paso de la luz solar, pero nos protege de la radiación traída por los vientos solares, compuestos principalmente por rayos X y rayos gamma.

Presencia de biomoléculas

La superficie de la tierra es un ambiente rico en biomoléculas que son imprescindibles para crear y mantener formas de vida complejas, como el caso de los seres humanos y todos los animales.

Podemos encontrar moléculas orgánicas en absolutamente todos los elementos que componen nuestro planeta, inclusive en el aire que respiramos, que es rico en oxígeno.

Nuestro planeta está formado por una combinación compleja de más de 100 biomoléculas esenciales, sin embargo, el 96% de toda su materia está formada solo de: Oxígeno, Nitrógeno, Hidrógeno y Carbono.

¡La Tierra es un planeta único en nuestro sistema solar!

Partiendo desde el punto de nuestra posición favorecida en los anillos orbitales del sol, podemos obtener, como mencionamos anteriormente, una atmósfera de temperatura templada, ni muy fría ni muy caliente.

planetas similares a la tierra

Esto no ocurre con los demás planetas, que pueden ser demasiado fríos o demasiado calientes para albergar vida extraterrestre (al menos las formas de vida que nosotros conocemos).

Por otra parte, la tierra fue “víctima” de múltiples colisiones de asteroides en las etapas más tempranas de tu formación, lo que se cree que sembró en la superficie el conjunto de elementos bioquímicos que permitieron la proliferación de las primeras formas de vida en el agua.

Sin embargo, los últimos descubrimientos de LA NASA y la Agencia Espacial Rusa han sugerido que en nuestro propio sistema solar existen 3 ubicaciones que podrían alojar formas de vida complejas.

La primera de ellas se encuentra bajo la superficie de Marte, donde muestras conseguidas por el Mars Rover han hallado lo que parece ser un gran cúmulo de hielo de agua, con una composición molecular idéntica a la que tenemos en nuestro planeta.

Otro escenario prometedor lo descubrió la sonda espacial Cassini y se encuentra en Encélado, una de las más grandes lunas de Saturno. 

Encélado es uno de los satélites más grandes del planeta gigante y datos recopilados desde el año 2007 han arrojado información sobre enormes volúmenes de agua congelada bajo su superficie.

Muchos investigadores rusos creen que, bajo la espesa capa de hielo, Encélado esconde un vasto océano subterráneo que sin duda alguna podría albergar diferentes formas de vida, a pesar de las bajas temperaturas.

El último de los 3 potenciales lugares lo encontramos en Europa, la Luna de Júpiter que Galileo Galilei descubrió en el siglo XVII. 

Científicos de LA NASA sospechan que esta luna podría albergar grandes océanos y condiciones atmosféricas amigables con la vida. Para corroborarlo, la agencia enviará la Misión Especial Europa Clipper en el año 2023, con el objetivo de estudiar la composición del agua y las condiciones atmosféricas de este misterioso satélite.

Existen otros planetas similares a La Tierra

Las recientes observaciones de LA NASA han hecho posible que encontremos planetas similares a la tierra en otras galaxias de nuestro sistema solar.

De hecho, no se ha encontrado un solo planeta con características atmosféricas parecidas a las de nuestro hogar, ¡Se han encontrado 7! 

En 2014 se descubrió un sistema solar entero que parece tener condiciones parecidas a las de nuestro planeta. Estos planetas orbitan en un sistema solar en torno a un sol ligeramente diferente al nuestro y actualmente se conocen como Exoplanetas.

Este grupo de planetas,  llamado TRAPPIST-1, orbitan en torno una estrella enana súper fría, que es aproximadamente 10 veces más pequeña que nuestro sol, aunque emite suficiente calor como para sobrecalentar los primeros dos planetas del sistema.

En este sistema orbital, los planetas 4, 5 y 6 se encuentran dentro de lo que se estima que podría ser la zona habitable. Es decir alguno de estos podría ser un planeta similar a la tierra en términos de temperatura y atmósfera.

¿Un planeta igual a la Tierra?

planeta similar a la tierra

El telescopio espacial TESS (Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito) fue lanzado al espacio en el año 2018 con una misión: buscar exoplanetas en sistemas solares cercanos al nuestro, con una zona de barrido de 200 años luz.

Entre todos los planetas similares a La Tierra, este es el más sorprendente:

Entre sus muchos e increíbles descubrimientos, uno resaltó a finales del año 2019: TOI 700 d, el planeta más parecido a la tierra descubierto hasta ahora.

TOI 700 d está ubicado dentro de la zona habitable de su propia estrella, a una distancia relativamente cercana de nuestra galaxia, solo 100 años luz. Además, este planeta tiene características físicas muy parecidas a las de nuestro planeta y es apenas un poco más grande.

Entre las especulaciones más interesantes sobre TOI 700 d, la más importante es que existe una probabilidad muy alta de que este planeta contenga cúmulos de agua superficial muy parecidos a los océanos de La Tierra.

Además, el planeta debe tener una iluminación muy parecida a la de nuestro planeta debido a la distancia de órbita sobre su estrella, que es menos grande que nuestro Sol.

¿Te ha gustado el contenido? Ayúdanos a mejorar

Promedio de puntuación 4.1 / 5. Recuento de votos: 125