¿Sabes cuáles son las partes de una nave espacial?

portada nave espacial

La actividad y desarrollo humano ha llegado a un punto donde es posible construir prácticamente cualquier cosa. Gracias a los conocimientos en ingeniería, robótica y ciencias asociadas, todo tipo de maquinaria puede ser creada. Entre las más destacadas, se encuentran las partes de una nave espacial, un vehículo interplanetario en constante mejoría para favorecer a la humanidad.

Desde la llegada de Neil Armstrong a la Luna, las naves espaciales han venido sufriendo modificaciones necesarias. En pro de garantizar un rápido retorno al espacio y subir el nivel con futuros viajes tripulados a Marte, se realizan con precisión tales ajustes. Por ende, vale la pena destacar qué hace tan especial a una nave espacial y cómo está conformada de forma detallada.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Quieres saber quién fue la primera mujer en el espacio?


Contenido del Artículo()

    ¡Echa un vistazo a lo imponente y extraordinario de una nave espacial!

    Una nave espacial es el símbolo de la máxima configuración humana en cuanto a tecnología vehicular. Se sabe que los medios de transporte son importantes para desplazar al hombre y también a grandes cargas. Sin embargo, las naves espaciales van más allá de tal premisa en particular.

    nave espacial en el espaci
    Fuente: Google

    Ellas, son nada más y nada menos que las encargadas de transportar al hombre al espacio, rompiendo la gravedad de la Tierra. Además, no solo están destinadas a llevar a la humanidad al cosmos, sino de lanzar las misiones espaciales. Por ende, se han convertido en un amuleto para la NASA y toda institución espacial capaz de desplegar una nave.

    Hoy en día, Space X está dando la talla con el desarrollo y fabricación de naves espaciales. La popular empresa de Elon Musk, entiende la importancia que una nave espacial tendrá en el futuro. Como consecuencia, mejorar todo su concepto y diseño para convertirlas en artefactos seguros, es un camino a recorrer.

    En resumidas cuentas, una nave espacial es un vehículo aerodinámico que cumple diversas funciones. Debido a su forma de despegue, no es capaz de reingresar por su cuenta a la Tierra, por lo que necesitan un cohete espacial.

    Estas naves están propulsadas por un principio de ignición y despliegue potente, capaz de colocarlas satisfactoriamente en órbita. Luego, son manejadas como cualquier otro vehículo, con la diferencia de estar sobrevolando la órbita de la Tierra.

    En apariencia, estas naves son similares a un pequeño avión comercial, pero con dotes técnicos más adecuados a la finalidad. Dentro de ella, la cabina está adaptada para que los tripulantes puedan moverse y desempeñarse con facultad.

    El interior de una nave espacial siempre ha causado intriga. ¿Cómo es realmente?

    Conocer el interior de una nave espacial es ideal para comprender exactamente de qué se tratan estos legendarios vehículos. Con el paso del tiempo, el acondicionamiento ha sido clave para favorecer el desempeño de los astronautas.

    Mucho se ha mejorado desde que el hombre pisó por primera vez la Luna. Mediante las indicaciones o experiencias de Armstrong y compañía, se han establecido conceptos básicos para amoldar el interior de una nave espacial.

    Particularmente, hoy en día están más modernizadas que de costumbre debido al auge de la empresa astronáutica. No solamente Space X está dando cátedra en esto, sino también grandes compañías como Virgin Galactic.

    En ese sentido, el interior de una nave espacial está cada vez más siendo revolucionado para confort del astronauta. Y, más allá de la comodidad, se equipa con la más refinada tecnología de navegación en general. En otras palabras, “ha llovido mucho” desde que el hombre salió exitosamente más allá de la órbita terrestre.

    Todo lo que se oculta detrás de las paredes de una cabina espacial

    La cabina espacial es la parte más íntima de una nave, lugar donde los tripulantes llevan a cabo sus labores. Básicamente, es el centro de mando de la nave, desde donde se reciben y se ejecutan todas las órdenes pertinentes.

    Una cabina está conformada principalmente por su estación principal, sitio donde se ubican los asientos. Cada asiento debe estar equipado con medidas de ajuste y seguridad para soportar los cambios bruscos de velocidad y de gravedad. Asimismo, disponen de material de alta calidad que mantiene el cuerpo en excelente posición.

    De igual manera, en la actualidad, la cabina espacial dispone de luz LED para una iluminación más propicia y satisfactoria. Se trata del tipo de iluminación más propensa para la tarea, puesto que no es incandescente ni estorba.

    Como es de esperarse, la cabina espacial cuenta con los soportes vitales de energía para que los tripulantes no desfallezcan. Por medio de sistemas de oxigenación y temperatura incorporados, contribuyen a una rápida aclimatación.

    Por otro lado, esta cabina incluye todos los instrumentos de navegación para controlar la nave en cada sentido. También, incorpora los medios de comunicación de alto alcance, manteniendo el contacto con la central en todo momento. Así, no se pierde la retroalimentación entre el puerto de despegue y la nave en el espacio sideral.

    Finalmente, una cabina espacial no puede ser lanzada sin contar con un sistema de desagüe o evacuación propenso. En el interior de la misma, los cosmonautas deben poder realizar sus necesidades de evacuación fisiológicas sin comprometer los circuitos de la nave.

    Avanzando hacia el futuro con la Crew Dragon. ¡Estas son las partes de una nave espacial!

    nave despegando
    Fuente: Google

    La Crew Dragon ha marcado un procedente histórico siendo una de las primeras naves espaciales tripuladas de carácter privado. Esta nave espacial por dentro, está optimizada con lo último en tecnología y elegancia.

    A bordo de la Crew Dragon, ya se evidencian las primeras mejorías que la humanidad ha entablado para ir más allá de la Luna. Esta cápsula se caracteriza por un entramado de materiales de suma calidad que favorecen el vuelo.

    La nave espacial por dentro añade sistemas de navegación digitalizados y controlados a través de una pantalla. De igual manera, posee asientos hasta para 7 tripulantes, todos con los ajustes pertinentes para un viaje.

    Por si fuera poco, la nave hace gala de una serie de paneles solares que captan energía exterior para aumentar su eficiencia. Asimismo, es un vehículo que no pierde de vista el panorama exterior, colocando en su diseño varias ventanas laterales. ¡Imagina viajar el espacio mientras echas un vistazo al exterior!

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir