¡Descubre el poder de las ondas gravitacionales y qué pueden hacer!

portada de las ondas gravitacionales

Los descubrimientos de Albert Einstein en torno a la gravedad o la teoría de relatividad, han calado fuertemente en la comunidad científica. Ejemplo de ello son las ondas gravitatorias o gravitacionales, una característica del espacio con gran tela para cortar. La detección de esta particularidad del universo, fue máximamente glorificada con el premio Nobel de la Física.

Todo lo que se conoce acerca de las ondas gravitacionales aún es la punta del iceberg en la astronomía. Sin embargo, gracias a diversos experimentos, hipótesis y teorías, se han logrado detectar constantemente en el espacio. Por ende, es posible estudiar su comportamiento, así como las repercusiones sobre el espacio-tiempo como se conoce.


También te puede interesar nuestro artículo: 5 curiosidades del espacio: ¡Te sorprenderás!


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¡Entra en la mente de Einstein y descubre qué son las ondas gravitacionales!

    estas son las ondas gravitacionales
    Fuente: El País

    Transcurría el año 1915 cuando Albert Einstein promulgó su teoría sobre la relatividad general, constituida por diversos aspectos. Entre ellos, la concepción sobre lo que son las ondas gravitacionales, la manera en cómo se producen y actúan.

    Ante esta premisa se pudo constatar que, las ondas gravitacionales, no son más que perturbaciones espacio-temporales secundarias a un evento de carácter masivo. Por ejemplo, cuando dos objetos orbitan entre sí, la fusión de dos agujeros negros gigantes o la cataclísmica explosión de una supernova.

    A ciencia cierta, no importa en sí el nombre de la manifestación, sino su participación en lo que son las ondas gravitacionales. Una vez se produce uno de estos eventos celestiales, estas perturbaciones u ondulaciones del espacio-tiempo entran en acción. Las mismas se desplazan a la velocidad de la luz, es decir, a unos 300mil kilómetros por segundo.

    Las consecuencias de experimentar los efectos de una onda gravitacional, depende en gran medida de la posición en la que se encuentre el objeto. En el lugar exacto donde se generen las ondulaciones, se especula que el tiempo podría acelerarse o detenerse brevemente. Sin embargo, en distancias lejanas, podría empujar órbitas planetarias o la trayectoria de una galaxia.

    ¿Poseen alguna importancia las ondas gravitacionales de Einstein? ¡Descubre la verdad!

    Fue en el año 2015, fecha donde se cumplían exactamente 100 años desde la teoría de las ondas gravitacionales de Einstein, que pudieron ser detectadas. Según Isaac Newton y sus leyes tradicionales, se establecía que el campo gravitatorio de un objeto, se desplazaba junto a él.

    Esto significaba que, un objeto de esa magnitud sería perfectamente capaz de movilizarse incluso más rápido que la velocidad de la luz. Sin embargo, gracias a la afirmación de las ondas gravitacionales de Einstein, se pudo constatar totalmente que esa concepción es errónea.

    Por ende, se establece que, ningún elemento en el espacio sideral es capaz de romper la barrera de la luz. Sino que, al contrario, se propaga a esa velocidad, produciendo los efectos anteriormente nombrados sobre las entidades cercanas o distantes.

    Con la detección de las ondas gravitacionales, la teoría de la relatividad de Einstein sigue más viva que nunca y cada vez más afianzada. Nadie, hasta este punto, ha sido capaz de influir más en la ciencia como el físico teórico alemán y sus imponentes hallazgos.

    ¡La gran revelación del año 2015! Hallazgo de las ondas gravitacionales

    Puede que pienses que las ondas gravitacionales son circunstancias o situaciones fácilmente observables, pero la verdad no es así. Se necesita de una instrumentaría delicada y específicamente diseñada para tal finalidad.

    Dichos instrumentos son conocidos como interferómetros, obras de ingeniería altamente capacitadas para llevar a cabo su función. Actualmente, dos de lo más potentes, Advanced LIGO y Virgo, se encuentran en Estados Unidos e Italia respectivamente.

    Ambos constan de un sistema a basa de láseres reflejados en varios espejos especializados, que cada cierto tiempo, genera una interferencia. Cuando una onda gravitacional se produce, automáticamente esta interferencia sufre una breve anomalía o perturbación desencadenada por la misma ondulación.

    Entiendo esto, las primeras ondas gravitacionales fueron detectadas 100 años más tarde a la promulgación de su teoría, un gran homenaje a Einstein indirectamente. Gracias a los estudios exhaustivos acerca de estas anomalías, en conjunto con los interferómetros, los resultados fueron exitosos y finalmente anunciados en el año 2016.

    Ahora, con la capacidad de reproducir este suceso o de detectarlo con más claridad, abre una nueva etapa en la astronomía. Entender a las ondas gravitacionales es entender todo lo concerniente a los acontecimientos cósmicos masivos por los que se producen.

    Asimismo, las ondas gravitacionales estuvieron presentes durante el Big Bang, lugar donde todo comenzó. Una explosión que cambió la nada en un todo, tan incalculablemente inmensa que todavía hoy, es posible captar residuos de ondas gravitacionales secundarias al suceso.

    Por ende, no solamente augura nuevas hipótesis acerca del comportamiento de ciertos cuerpos celestes, sino también de los inicios del universo. Sin duda alguna, merecido premio Nobel para quienes lograron descifrar un nuevo enigma del cosmos.

    ¿Aún te cuesta entender? ¡Aprende sobre los ejemplos de las ondas gravitacionales!

    conoce que son las ondas gravitacionales
    Fuente: El Periódico

    Para explicar de mejor manera cómo se produce una onda gravitacional, se han utilizado una serie de analogías en pro de un buen entendimiento. Algunos, son bastante conocidos por la comunidad científica y ampliamente utilizados.

    Sin embargo, el primero de muchos fue el postulado por el Albert Einstein el año 1915. El físico teórico alegaba que, las ondas gravitacionales, son similares a las ondulaciones del agua cuando se lanza una roca sobre su superficie.

    El lanzamiento de la piedra, sería el suceso masivo de gran potencia que desencadena las ondulaciones y a medida que se propagan, generan diversas consecuencias. Todos los residuos en el agua aledaños al recorrido de las ondulaciones, serán afectados por las mismas, alejándolos o alterando su comportamiento.

    Otro ejemplo de las ondas gravitacionales, es el conocido como la “cama elástica”. Sobre su colchón, se posa un objeto de gran peso, provocando una depresión en la cama. Si otro objeto se encuentra cerca, se verá afectado por esto y será atraído hacia el evento.

    Aplicado el universo, los planetas y su gran tamaño, desdoblan el espacio-tiempo, atrayendo con su gravedad y órbita a objetos más pequeños. Este ejemplo de las ondas gravitacionales habla sobre un hecho que es constante.

    Sin embargo, existen otros acontecimientos masivos como los ya nombrados, que, en vez de ser constantes, propagan ondulaciones gravitacionales paulatinamente. De esta manera, en vez de atraer, empujan o distancian otras entidades cercanas.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir