¿Te gustaría saber qué son las nubes? ¡Conócelas a fondo!

portada nubes

Al mirar al cielo, es un hecho inconfundible observar esas estructuras que, a simple vista, parecen algodonadas. Dichos objetos, son nada más y nada menos que las nubes, parte natural del ecosistema con un ciclo vital importante.

Ellas, por sí solas, parece que solamente están flotando el aire sin motivo aparente. No obstante, su importancia y participación dentro del ecosistema, es más relevante de lo que crees en realidad.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Cuál es La gravedad de los planetas que conforman nuestro sistema solar?


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¡Descubre el trasfondo que existe! ¿Qué son las nubes?

    A simple vista, las nubes parecen estar conformadas de algodón o de un elemento acolchado que genera inquietud. Sin embargo, entender qué son las nubes, es reparar en la magnitud de su importancia para la naturaleza.

    Al igual que otros elementos que forman parte del ecosistema, las nubes también tienen su definición y su función. Ellas, desde lo más sencillo como aportar sombra, son las principales mensajeras del clima en general.

    En resumidas cuentas, las nubes son acumulaciones de diferentes formas y tamaños de acuerdo a su tipo. Dichas acumulaciones, atraviesan dos procesos en específico, uno conocido ampliamente y denominado condensación; mientras que, el otro, sublimación.

    nubes acumuladas
    Fuente: Ambientum

    Durante el proceso de condensación, el vapor del agua que asciende hacia la atmósfera producto del ciclo del agua, interactúa con bajas temperaturas del medio. Luego de una serie de reacciones, el vapor inicial se transforma en partículas de agua densas.

    Por su parte, el proceso de sublimación, convierte el vapor del agua en un cúmulo de hielo con una densidad mayor a su predecesora. En ese sentido, las nubes pueden ser netamente de agua o hielo o incluso, mixtas.

    A su vez, para comprender mejor qué son las nubes, se debe dejar atrás su falsa concepción simplista. Ellas no solamente participan en el ciclo del agua, sino que también son capaces de transmitir calor. Estos enigmáticos objetos del cielo son más versátiles de lo que aparentan a simple vista.

    ¿Te has preguntado cómo se forman las nubes y sus tipos? ¡Conoce todo el proceso!

    Dentro de la definición más básica, el proceso en cómo se forman las nubes dependerá inicialmente del sol y el calor que emana. Los océanos, lagos ríos y pequeños cúmulos de agua, se evaporan y ascienden directamente a la atmósfera.

    Una vez en ese punto, la presión del aire sumado a las bajas temperaturas, condensan el vapor de agua poco a poco. En cuestión de tiempo, las partículas de agua se tornan más densas, hasta formar lo que son las nubes.

    A medida que la nube se carga de partículas de agua, estas se convierten en elementos pesados. En un determinado punto, el agua se precipita en forma de lluvia desde la nube, bien sea en su forma líquida o en su forma sólida (granizo).

    Sin embargo, esta no es la única manera de entender cómo se forman las nubes. Ellas, resultan de la interacción entre frentes fríos y frentes cálidos respectivamente. Cuando el aire gélido roza a la corriente caliente, empuja a esta última hacia arriba.

    Al momento que eso sucede, la corriente caliente se expande y baja su temperatura. Además, sumado a la influencia de las capas frías más elevadas en la atmósfera, genera las partículas de agua de la corriente, se condensen. Cada tipo de interacción es diferente y según ocurran, pueden formar o no, ciertas clases de nubes.

    Formación de nubes altas

    Como su nombre lo indica, son aquellas que yacen más alto en la atmósfera, con un aspecto más disperso y tenue. Entre ellas, se encuentran los cirros, cirrocúmulos y cirrostratos, cada una con sus características principales.

    En relación a los cirros, son nubes en forma de cabellos o hilos largos, transparentes y dispersos. Los cirrocúmulos, poseen una forma más compacta, separadas entre sí, pero en grupo y dejan de ser transparentes. Por último, los cirrostratos, poseen bordes excelentemente marcados y, por lo general, producen halos solares o lunares.

    Formación de nubes medias

    Debido a su posición, las nubes medias se tornan más compactas y condensadas en relación a las anteriores. Primeramente, aparecen los altocúmulos, nubes en forma de algodón disperso, con bordes y estructura irregulares.

    Seguidamente, aparecen los altoestratos, una consolidación de nubes más densas con las mismas formas anteriormente nombradas. Son augurio de pequeñas nubes y, por lo general, cubren parcialmente al sol.

    Formación de nubes bajas

    Se trata del tipo de nubes más asociadas a las tormentas y los cambios climáticos, con los nimbostratos como bandera. Ellas, generan una capa de color grisáceo, seguida, sin transparentes y con apariencia de arrugas o estrías.

    Por su parte, también se describen los estratocúmulos, similares a las nubes anteriores en apariencia y color. La única diferencia es que ellas se encuentran guardando un poco de distancia entre sí. Algunas de ellas, por su baja altitud, desencadenan a los estratos, conocidas coloquialmente como neblina.

    Dentro de este tipo de nubes, también se incluyen las de crecimiento vertical, como los cúmulos y los cumulonimbos. Los cúmulos, son nubes gigantescas con una cúspide que crece verticalmente, sostenida por una plataforma horizontal. En contraparte, los cumulonimbos, presentan un crecimiento más errático, extenso y marcado, caracterizados por una punta en forma de hongo.

    En resumidas cuentas, ¿de qué están hechas las nubes exactamente? ¡Despeja las dudas!

    Sabiendo cómo se forman, ahora es tiempo de responder de qué están hechas las nubes. Tal como se mencionó anteriormente, ellas están conformadas por partículas de agua súper condensadas a baja temperatura.

    El vapor de agua, de acuerdo al nivel máximo de altitud que alcance y a las bajas temperaturas, puede convertirse en líquido o sólido. De esa manera, se dan origen a las precipitaciones lluviosas clásicas o aquellas que contienen granizo.

    nubes blancas
    Fuente: SuperCurioso

    Sin embargo, para entender de qué están hechas las nubes, también es importante conocer sus “patrocinadores”. Además de la temperatura y un sistema de baja presión, las nubes están hechas de corrientes calientes o corrientes frías.

    Cada tipo de corriente, también llamadas frentes fríos o calientes, está correctamente delimitado uno del otro. Y, como ya se mencionó anteriormente, mediante la interacción que realicen entre sí y el ecosistema, forman las nubes y sus tipos en específico.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir