¿Por qué se crea una lluvia de estrellas?

Entre los eventos cósmicos más fascinantes y llamativos que pueden observarse desde la Tierra, se encuentra la lluvia de estrellas. Un suceso que maravilla a simple vista, trayendo consigo un espectáculo de luces cautivador. Sin lugar a dudas, es una experiencia única que vale la pena presenciar en algún punto.

Puede parecer que son hechos que ocurren de manera aislada e impredeciblemente. Asimismo, es común pensar que, para ver una lluvia de estrellas, se debe contar con un golpe de suerte. Aunque en parte sea verdad, sorprende saber que, las lluvias de estrellas son más comunes de lo que aparentan. En ese sentido, solamente se debe estar preparado y conocer cuándo llegarán.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Quieres saber quién fue la primera mujer en el espacio?


Contenido del Artículo()

    Todos los detalles de una lluvia de estrellas, al alcance de tu mano

    En resumidas cuentas, una lluvia de estrellas o también conocida como lluvia de meteoros, son eventos estelares de interés general. Más allá de considerarse como un objeto de estudio constante, posee una popularidad tremenda entre las masas. En virtud de ello, no se requiere ser un experto para ser amante del espacio y todo lo que engloba.

    gran lluvia estrellada
    Fuente: Google

    Pasando al punto de vista técnico, una lluvia de estrellas se genera a partir de los cometas o los meteoros. Siguiendo el método primario o de los cometas, antes se debe tener en cuenta una serie de aspectos importantes.

    Los cometas, a medida que realizan su órbita alrededor de la Tierra o dentro del Sistema Solar en general, interactúan con otros factores. Estos son el viento solar y la energía propia liberada por la estrella madre. Cuando el clima espacial impacta contra la superficie del cometa, ocasiona la liberación de partículas cósmicas desde la misma.

    Estas partículas, nombradas comúnmente como “enjambre de meteoros”, también siguen la órbita del cometa con respecto a un cuerpo celeste como la Tierra. Llegado a un punto, el enjambre ingresa a la atmósfera, quemándose por el efecto de contacto y roce hasta producir la lluvia.

    Dentro del segundo caso, dependiendo del tamaño, un meteoro o meteorito es capaz de producir una lluvia de estrellas. Siendo tan pequeños como un florero, los meteoros se desfragmenta al contacto con la atmósfera, dando inicio a la lluvia como tal. No obstante, la magnitud de la misma no será equiparada con el escenario anterior.

    Si son tan comunes… Entonces, ¿cuándo será la próxima lluvia de estrellas de 2020?

    Tal y como se mencionó, estos eventos son más comunes de lo que aparentan ser. Por ende, para comprender con más claridad acerca de ellos, primeramente, se debe navegar a través de los tipos de lluvia de estrellas.

    Anualmente, se producen hasta 7 tipos de eventos estelares que enamoran al público por completo. Todos y cada uno de ellos abarcan una determinada época o período del año, por lo que, en cualquier instante, se pueden observar. Claro, siempre y cuando se ostenten las medidas adecuadas para tal fin.

    Las hermosas Cuadrántidas

    En el espacio comprendido entre el 1ero al 5 de enero, ocurre la hermosa lluvia de las Cuadrántidas. Es decir, fue una lluvia de estrellas de 2020 que se suscitó dentro del primer mes del año.

    Particularmente, es una lluvia activa, brillante y constante mientras dura. Fácilmente, son visibles desde cualquier punto, siempre y cuando no exista contaminación lumínica. Por el contrario, son las más sencillas y fáciles de localizar.

    Abril y el retorno de las Líridas

    Tras ocurrir el evento de las Cuadrántidas, se debe esperar hasta abril para volver a observar una lluvia de estrellas. Específicamente, entre el 16 al 26 de abril como tal, es donde ocurre una de las lluvias más intensas. Ellas, incluso, son conocidas peculiarmente como “Bolas de fuego Líridas” debido a su enorme luminosidad.

    El constante avistamiento de las Perseidas

    Las Perseidas, deben su nombre a la popular constelación de Perseo, siendo una de las lluvias de estrellas de 2020 más largas. De hecho, su período de duración, abarca los días entre el 17 de julio al 24 de agosto como tal. Asimismo, son observadas como las típicas estrellas fugaces, sin demasiada luminosidad, pero a una velocidad increíble.

    Las potentes Dracónidas

    Asociadas a la constelación del Dragón, son un tipo de lluvia de estrella que ocurre en octubre. Como tal, abarca los días comprendidos entre el 6 al 10 de octubre, contando con un auge máximo las dos últimas noches. A su vez, la chispa y luminosidad es mayor en comparación con las Perseidas, por lo que, incluso, son visibles hasta en el ocaso.

    Las Oriónidas y su larga presencia nocturna

    Procedentes de la constelación de Orión, las Oriónidas también poseen un nivel de actividad alto. Siendo uno de los más duraderos, comprende los días desde el 2 de octubre hasta el 20 de noviembre en general. A simple vista, es una lluvia rápida, poco radiante pero cautivadora de todos modos.

    Las coloridas Leónidas

    Conocidas mejor por pregonar un destello rojizo intenso más una estela de color verde, aparecen las Leónidas. Ellas, transcurren desde el 6 de noviembre hasta el 30 de noviembre en específico, adornando los cielos con su gama de colores.

    Las enigmáticas Gemínidas

    A partir del 7 de diciembre hasta el 17 de diciembre, las Gemínidas hacen su presencia en la Tierra. Con un punto de origen cercano a la constelación Géminis, es una lluvia de estrellas duradera, potente y de gran actividad. Ella, es la encargada de engalanar el ambiente llegado diciembre.

    ¿Cómo es posible observar una lluvia de estrellas hoy en día? ¡Aprende el mejor truco!

    lluvia inmensa de estrellas
    Fuente: Google

    El primer paso para visualizar una lluvia de estrellas hoy o en la actualidad, es conocer con exactitud su fecha de aproximación. De igual manera, como consejo, las lluvias de estrellas son más visibles durante la madrugada.

    La razón es sencilla, en ese momento, alcanzan su punto más alto de entrada a la Tierra. Es decir, su contacto principal con la atmósfera será mayor y más duradero, por lo que, expresarán más luminosidad.

    Luego, otro paso importante es alejarse de la ciudad, entrando en un punto donde la contaminación lumínica no estorbe. Seguidamente, teniendo en conocimiento la ubicación de algunas constelaciones, se ubica la que corresponda. Sin embargo, observar una lluvia de estrellas hoy, es posible incluso sin la guía de una constelación, ya que brillan en todo el cielo.

    Maria

    Gran apasionada a la astronomía y territorios inexplorados. El universo es uno de sus grandes pasiones donde le encantaría viajar.

    Subir