¡Descubre cómo hacer un increíble disfraz de astronauta!

portada disfraz de astronauta

Viajar al espacio exterior es el sueño de la mayoría de las personas en general. Conocer qué yace más allá de los límites de la Tierra, es una experiencia que muy pocos pueden disfrutar. Sin lugar a dudas, todos los niños desde pequeños, ven las estrellas queriendo alcanzar las mismas. Por ende, para incentivar sus sueños, hacer un disfraz de astronauta puede ser una opción divertida.

Los astronautas son esos héroes silenciosos que cumplen con una ardua labor para el progreso de la humanidad. Conseguir este glorioso título, solo es posible tras un entrenamiento intensivo para capacitar ciertas cualidades. Aun así, es posible sentir, aunque sea por un momento, lo que un astronauta vive, disfrazándose de uno de ellos. Pero, ¿cómo es posible hacerlo?


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Qué dicen los astrónomos sobre el fin de la Tierra?


Contenido del Artículo()

    Antes de pasar a hacer o comprar un disfraz de astronauta… ¡Primero conoce cómo está formado un traje real!

    La indumentaria de un astronauta está conformada por ciertas características que permiten la estancia en el espacio. Se trata de una obra maestra que protege y mejora las cualidades humanas en el espacio abierto.

    niño con disfraz
    Fuente: Google

    Debido a la popularidad alcanzada por estos trajes en la cultura moderna, es común observar en las tiendas, un disfraz de astronauta. Sin embargo, vale la pena conocer cuáles son las características originales de un verdadero traje.

    También conocidos como trajes espaciales, emulan lo que sería una nave personalizada para el astronauta. Por ende, son más que un simple compendio de telas o indumentaria, ya que ayudan al desempeño en el espacio.

    Estos trajes incorporan todos los soportes vitales para que el astronauta se desenvuelva en el espacio. Entre estos, se encuentra el suministro de aire, el control de la presión, regulación de la temperatura, entre otros.

    Asimismo, en función de las laboras que un astronauta ejecute, se clasifican en trajes extravehiculares o intravehicular. No obstante, en la actualidad, se tiene evidencia de trajes confeccionados con ambas características.

    Con respecto a los trajes extravehiculares, son los más comunes en cuanto a utilización respectivamente. Ellos, están confeccionados a manera de servir de protección contra los drásticos cambios de temperatura y la presión del espacio. A su vez, son una capa que reduce por completo el efecto nocivo de la radiación en el espacio.

    Sin lugar a dudas, son magníficas piezas de ingeniera que se han convertido en iconos para la comunidad. Por tal motivo, un disfraz de astronauta es más común de lo que en realidad parece hoy en día.

    Disfraz de astronauta casero vs. Traje espacial real. ¡Descubre lo genial que es la indumentaria de estos profesionales!

    Hacer un disfraz de astronauta casero puede pensarse como una tarea complicada. Sin embargo, la realidad es que puede llevarse a cabo con paciencia y dedicación. Este tipo de actividades refuerza la conexión entre familia, e incluso, entre padre e hijo.

    Un disfraz de astronauta casero, emula lo más que puede a un traje espacial real. Obviamente, los acabados o detalles específicos, no podrán ser logrados de manera minuciosa. Aun así, vale la pena intentar crear una indumentaria lo más parecida posible.

    En ese sentido, vale la pena mencionar cuáles son las partes y características estructurales de un verdadero traje espacial. De esa manera, se entrará en verdadero conocimiento sobre estas extraordinarias obras de ingeniería.

    Si todo sale bien, en un futuro, con esfuerzo, disciplina y constancia, se podrá pasar de usar un simple disfraz a un traje real. Obviamente, dependerá de la persona en cuestión, pero, por ahora, es mejor comenzar sabiendo todo sobre estos trajes previamente.

    Así es un traje espacial y todas sus capas

    Principalmente, el traje espacial es confeccionado con base en tres elementos o tejidos principales, dispuestos en varias capas cada uno. La parte más exterior del atuendo, está conformada por tejido reflectante o aislante, destinado a desviar la luz y calor.

    Por otra parte, internamente, yacen varias capas de kevlar, material encargado de conservar la integridad del traje espacial. De igual forma, es un material resistente que impide el daño por basura espacial y otros objetos.

    Finalmente, y estando detrás del kevlar, se encuentran varias capas hechas de algodón. Como resultado, el astronauta permanece aislado en un espacio cómodo y confortable que no pone en peligro su piel.

    No solo las capas son importantes, sino también sus partes

    Las partes de un traje espacial están diseñadas a la medida de cada astronauta, incluyendo una gran cantidad de elementos. De hecho, se estima que estos trajes pueden llegar a pesar hasta 130 kilogramos.

    En la zona de los pantalones y el tronco, cada traje equipa anillos y correas para ajuste corporal. En caso de sentir el traje demasiado holgado como para maniobrar, es posible configurar el mismo en esas zonas.

    Por su parte, los guantes de un traje espacial son especiales, puesto que protegen del medio exterior, pero mantienen la sensibilidad del tacto. Algo similar sucede con el casco, posee las suficientes capaz para cuidar la vista de la radiación, sin afectar el campo de visibilidad.

    Como añadido, la popular mochila espacial equipa los tanques de oxígeno para suministrar ese soporte vital. Asimismo, el traje incorpora una especie de cañería o tubos evacuatorios para orinar y defecar.

    ¡De esta manera puedes hacer un disfraz de astronauta para niño!

    astronauta disfrazado
    Fuente: Google

    Para hacer un disfraz de astronauta para niño, lo ideal es enfocarse en tres puntos principales. Estos son nada más y nada menos que el casco, la mochila y finalmente, la indumentaria para torso y piernas.

    Lo ideal para el casco, es utilizar un viejo casco de moto para facilitar el trabajo. Sin embargo, se puede improvisar con cartón y pinturas blancas y grises, un casco rudimentario para la ocasión como tal.

    Con respecto a la mochila, la mejor manera de emular la misma es utilizando dos botellas que asemejen los tubos de oxígeno. Decora las mismas con colores metalizados y grises, uniéndolas a una base de cartón con arneses para que el niño pueda llevarla en la espalda.

    Finalmente, el resto de la indumentaria puede ser confeccionada con tela metalizada y distintos logotipos de la NASA. De lo contrario, leggins, chaquetas, camisetas y botas montañeras blancas, también son ideales para hacer un disfraz de astronauta para niño.

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir