3 de las Galaxias cercanas a la vía láctea ¡Descúbrelas!

Las galaxias cercanas a la via lactea son las que atañen al citado Grupo Local. Se ven expeditamente con un telescopio de admirador. En este sentido, algunas, como Andrómeda y las Nubes de Magallanes, pueden notarse inclusive a simple vista.

Asimismo, cerca de la Vía Láctea giran algunas galaxias enanas. De esta manera, en 1.994 se reveló la Galaxia Enana Elíptica de Sagitario a 70.000 años luz de recorrido, y en 2.003 la Galaxia de Can Mayor a 25.000 años luz. Son las dos más próximas reveladas hasta este tiempo.

las galaxias más cercanas a la nuestra

Galaxias cercanas a la via lactea

En torno a lo expuesto, podemos manifestar a continuación cuáles son las galaxias cercanas a la via lactea

 Galaxia de Andrómeda

Galaxia de Andrómeda

La galaxia de Andrómeda, igualmente frecuentada como Galaxia Espiral M31, Messier 31 o NGC 224, es una galaxia con representación espiral con un diámetro de 220 mil años luz (en lo que atañe a su aureola galáctica) y de unos 150 mil años luz entre los excesivos de sus brazos. Sujeta cerca de un número de estrellas análogo a nuestra propia galaxia.

Igualmente, es la esencia perceptible a simple vista más distante de la Tierra (no obstante algunos aseveran poder distinguir a simple vista la galaxia del Triángulo, que está un poco más allá). Está a 2,5 millones de años luz 2​ en orientación a la zona de Andrómeda. Es, junto con nuestra propia galaxia, la más magna y radiante de las galaxias del Grupo Local, que reside en alrededor de 30 chicas galaxias más tres magnánimas galaxias espirales, siendo estas la Andrómeda, nuestra Vía Láctea y la galaxia del Triángulo.

Datos referentes a la galaxia de Andrómeda

Datos referentes a la galaxia de Andrómeda

Uno de los datos más atrayentes referentes a la Galaxia de Andrómeda es que localiza a 2,5 millones de años luz de nuestro mundo y, a pesar de que se puede distinguir a simple vista, es dificultoso estimarla porque el resplandor de su área es muy bajo. La constitución de arriba nos ayuda a suponer cómo la distinguiríamos en el cosmos si resplandeciera lo suficiente para notarla sin ninguna clase de problemas. Tan lejanamente y tan formidable.

En torno a lo expuesto es que lo característico de la Galaxia de Andrómeda es que se aproxima a la nuestra, a la Vía Láctea, a una prontitud de 300 kilómetros por segundo. Se establece que dentro de entre 3.000 y 5.000 millones de años uno y otro podrían chocar. Los astros y estrellas dentro de cada galaxia no colisionarían, pero sí se trastornarían las órbitas y el orden dentro de cada procedimiento.

El fingimiento debajo conjetura cómo advertiríamos la Galaxia de Andrómeda a medida que se acerca a la nuestra. No viviremos aquí para verlo ni narrarlo, así que no está de más suponerlo.

 Nubes de Magallanes

Nubes de Magallanes

Otra de las galaxias cercanas a la via lactea son las Nubes de Magallanes, estas son dos galaxias enanas, apropiables al Grupo Local de galaxias. La mayor de ellas es tratada como Gran Nube de Magallanes y la chica como Pequeña Nube de Magallanes. Sin embargo, proverbialmente se ha considerado que giran en torno a la Vía Láctea, las exposiciones recientes parecen separar este evento.

En este sentido, estas galaxias son perceptibles desde el hemisferio austral en noches con firmamento claro de nubes y sin luna. Surgen como dos diminutas manchas blancas, enfrentadas a la zona de Crux desde el punto de vista del extremo sur celeste.

Características de las Nubes de Magallanes

Características de las Nubes de Magallanes

Algunas de las características que podemos detectar de una de las  galaxias cercanas a la via lactea es que las nubes de Magallanes presentan una morfología muy complicada, es decir, datos reveladores insinúan que ambas galaxias han sido muy deformadas por las potencias de marea en su interacción con la Vía Láctea. Estereotipados de hidrógeno neutro las enlazan entre sí y con nuestra galaxia, que a su vez igualmente se ha visto conmovida por ambas Nubes, al haber deformado las partes exterior del disco celeste.

Al mismo tiempo, de su distinta distribución y su masa elocuentemente mínima, se desigualan de la Vía Láctea en dos semblantes esenciales. En primer lugar, son tamañamente más ricas en vapor y más necesitadas en metales que esta última. En segundo lugar, ambas trascienden importantes por sus nebulosas y su caserío estelar joven.

Por otro lado, gracias a su enaltecida prontitud radial, ambas galaxias parecen estar en su primer paso junto de la Vía Láctea; de hecho, se ha insinuado que las Nubes de Magallanes pueden haber poseído su principio en un choque entre la galaxia de Andrómeda y otra galaxia, siendo despojos de dicho suceso y habiendo sido echadas hacia la vía láctea.

 Galaxia del Triángulo

Galaxia del Triángulo

La galaxia del Triángulo es chica en balance con sus contiguas mayores, siendo estas la Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda (con entre 30 mil millones y 40 mil millones de planetas cotejado con 200 mil millones y 400 mil millones de la primera y el billón de la segunda), pero su dimensión es semejante al del resto de galaxias espirales del cosmos.

Asimismo, la  Galaxia del Triángulo es un miembro del Grupo Local de galaxias -el tercero en resplandor y dimensión- y parece estar sujetada gravitacionalmente con Andrómeda, la cual está a 720000 años luz de ella y a la que gira en una ámbito de alta rareza.4​ LGS 3, uno de las secciones más chicas del Grupo Local, probablemente sea una galaxia sometida de ella.

Averiguación usual acerca de la Galaxia del Triángulo

Averiguación usual acerca de la Galaxia del Triángulo

Una de las averiguaciones más significativas de  las galaxias cercanas a la via lactea , es que la Galaxia del Triángulo a ciencia cierta fue explorada por Giovanni Battista Odierna antes de 1654, quien la congregó junto con el montón abierto que hoy frecuentamos como NGC 752. Charles Messier la reveló soberanamente en 1764, describiéndola como M33 el 25 de agosto. La Galaxia del Triángulo igualmente fue relacionada por William Herschel el 11 de septiembre de 1784, determinándole el número H V.17. M33 se halla entre las primitivas “Nebulosas espirales” igualadas por Lord Rosse.

Asimismo, Herschel eligió la mayor zona H II de esta galaxia (nebulosa de manifestación borrosa que sujeta hidrógeno ionizado) como H III.150 apartándola de ella y designándola como NGC 604. En este sentido, esta galaxia notada desde la Tierra, NGC 604 está limitada al noreste del centro galáctico, y es una de las zonas H II más magnas frecuentadas, con un diámetro de 1500 años luz y una visión análoga al de M42.

No obstante, no puedan asimilarse con NGC 604, otras zonas HII de Triángulo son del mismo modo tan magnos y radiantes que poseen su propio dígito NGC. En este sentido, un claro ejemplo de esto sería NGC 588, NGC 592, y NGC 595.

Del mismo modo, la galaxia del Triángulo puede notarse a ojo desnudo bajo contextos originales, y para muchas personas, es el objeto perceptible a simple vista más apartado. No obstante, es muy magno y dudosa y la mejor herramienta para percibirla son unos binoculares, logrando inclusive bajo situaciones muy buenas suponerse con ellos sus brazos espirales.

Finalmente,  lo más importante y atrayente que han destacado los expertos sobre las galaxias cercanas a la via lactea , específicamente de M33 es que se presenta de una auténtica masa de estrellas nuevas, en donde brotan soles a un compás muy prócer al que nos posee educados nuestra Vía Láctea, sujetando también de NGC 604 algunas de las sociedades espaciales más ricas y radiantes del Grupo Local.