¿Conoces las dracónidas? ¡Descubre el motivo de una de las lluvias de estrellas más increíbles!

portada draconidas

A lo largo del año, desde enero a diciembre, ocurren las fantásticas lluvias de estrellas. Ellas, son eventos astronómicos que vale la pena vivir al menos una vez durante la existencia. De entre todos los tipos que existen, una de las lluvias de estrellas más llamativas, son las extraordinarias dracónidas.

En esencia, son una de las lluvias de estrellas más llamativas que se precipitan a lo largo del año. Ella, aparece a comienzos de octubre, extendiéndose durante más allá de 1 semana en el cielo nocturno. Igualmente, se caracterizan por un resplandor extraordinario, así como una forma y desplazamiento más vistoso en comparación a otras lluvias de estrellas.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Por qué se crea una lluvia de estrellas?


Contenido del Artículo()

    Las dracónidas y su fascinante espectáculo ocasionado en el firmamento nocturno

    Las lluvias de estrellas son fascinantes fenómenos astronómicos que ocurren a lo largo de las estaciones del año. Comenzando en el mes de enero, cada época está caracterizada por un tipo de lluvia. Llegado el otoño, son las dracónidas quienes se encargan de engalanar el firmamento nocturno. Ellas, son evidenciables en ciertas partes o regiones del mundo, siempre y cuando no exista demasiada contaminación lumínica.

    Aunque no sean tan reconocidas como las Precedidas, otro tipo de lluvia de estrellas, igualmente son llamativas e interesantes. Ellas, poseen la cualidad de dejar una estela amplia y brillante a través de su paso fugaz.

    Las dracónidas, deben su origen a su radiante, es decir, el sitio aparente desde donde se origina su precipitación. Este coincide directamente con la constelación de Draco o el Dragón, por lo que son nombradas con base en ello.

    draconidas en el cielo
    Fuente: Google

    Asimismo, debe aclararse que, en realidad, literalmente no son estrellas las que se observan en el cielo. En lugar de ello, son los fragmentos, escombros o polvo proveniente de un cometa mayor en su paso alrededor de la Tierra.

    Estos escombros residuales del cometa, al entrar en contacto con la atmósfera, se queman rápidamente, generando ese efecto ya conocido. La única diferencia con las estrellas fugaces, es que es un evento que ocurre en masa. Es decir, tal particularidad podrá ser apreciada a lo largo de lo que dure este evento.

    ¿De dónde proviene esta lluvia de estrellas? ¡El cometa relacionado con las dracónidas posee la respuesta!

    Las dracónidas, a pesar de no ser tan conocidas como otro tipo de lluvia de estrellas, son unas de las más abundantes. De hecho, hace casi un siglo, en 1933, se logró contabilizar una lluvia de estrellas de hasta 345/min. Sin lugar a dudas, cuando se trata de cantidad y vistosidad, forman parte de un grupo destacado.

    Apreciar este tipo de lluvia de estrellas va de la mano con el cometa relacionado con las dracónidas. Cada año, los fragmentos de este cuerpo celeste y fugaz, entran en contacto con la atmósfera terrestre, propiciando este acontecimiento.

    Específicamente, ocurre entre los primeros días de octubre, con un mínimo desde el día 6 y un máximo hasta el día 10 del mismo mes. Por tal motivo, también se les atribuye la cualidad de ser una de las lluvias de estrellas más duraderas.

    Cometa 21P/Giacobini-Zinner

    El cometa relacionado con las dracónidas debe su nombre a sus descubridores, Michel Giacobini y Ernst Zinner. Ambos, fueron los primeros en observar la órbita de este cometa y su relación directa con la Tierra.

    La particularidad asociada a este cometa es que, cada cierto tiempo, su órbita es más apreciable desde la Tierra. Generalmente, a comienzos del otoño, es posible ser testigo de la aparición de este cometa.

    Pero lo realmente llamativo del mismo, es que su estela va dejando atrás un paso de fragmentos, hielo y polvo. Debido a su cercanía con la Tierra, estos escombros entran en contacto con la atmósfera, produciendo un efecto de lluvia en masa.

    En resumidas cuentas, la atmósfera quema por completo cada pequeño escombro que ingresa, dando el típico aspecto de lluvia de estrellas. Por tal motivo, es que también se les denomina como lluvia de meteoros, debido a que, a ciencia cierta, eso es.

    Dentro del mismo orden de ideas, la mejor forma de localizar el origen de esta lluvia de estrellas, es por medio de su radiante. Asimismo, se debe tener en consideración que son más propensas a ser avistadas en el hemisferio norte y la zona ecuatorial.

    El radiante, no es más que la ubicación o trayectoria aparente, desde donde se origina esta lluvia de estrellas. En esta oportunidad, el radiante de las dracónidas coincide con la constelación del Dragón, debiendo a ella su nombre.

    La mejor manera de observar una lluvia de estrellas dracónidas, es siguiendo estos tips

    cielo estrellado
    Fuente: Google

    Tal cual se nombró anteriormente, la lluvia de estrellas dracónidas no es tan conocida como otras. Aun así, vale la pena vivir la experiencia de este evento sin importar la magnitud social que represente. Para ello, se antojan oportunas una serie de recomendaciones que contribuirán directamente a obtener un buen resultado.

    Paisaje y clima

    Para observar una lluvia de estrellas en general, se debe escoger un paisaje alejado de la ciudad. Mientras más contaminación lumínica exista, mayor será la dificultad para apreciar este acontecimiento astronómico.

    Asimismo, el clima influye proporcionalmente en la ecuación. Por ende, es necesario disponer de luz de luna y un cielo despejado para vivir la experiencia al máximo. En resumidas cuentas, no solo es el lugar, sino también la noche y el momento.

    Material táctico

    Observar una lluvia de estrellas dracónidas consta del uso de material táctico. En efecto, se requiere del equipamiento de prismáticos o un telescopio para maximizar el campo de visión en sí. Tales instrumentos están diseñados para generar un enfoque o ampliación favorables, capaces de otorgar al usuario un campo visual beneficioso.

    Zona de origen

    Un hecho importante a destacar es que no en todos los cielos es posible observar una lluvia de estrellas. Por lo general, en lo que respecta a las dracónidas, son mayormente visibles en el hemisferio norte y la zona ecuatorial. De lo contrario, será muy difícil disfrutar de este espectáculo nocturno.

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir