¿Te preguntas el porqué de las cuatro estaciones? ¡Descubre qué las crea!

portada cuatro estaciones

Las cuatro estaciones del año son un fenómeno natural que expresa cierta belleza. Además, son momentos del año en donde ocurren eventos climáticos de interés científico y cotidiano. Sin duda alguna, las estaciones del año forman parte de la historia humana, poseyendo distintos significados.

De acuerdo al sitio o hemisferio, las estaciones pueden o no, presentarse completamente. Dependiendo de la posición, también ocurren de manera cíclica transicional o invertida respectivamente. Sea cual sea la premisa, las estaciones del año causan un poco de curiosidad y misterio, ¿Cómo se producen?


También te puede interesar nuestro artículo: Analizamos las tormentas solares y sus efectos en la Tierra


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¿De dónde nacen las cuatro estaciones del año? ¡Descubre toda la verdad!

    Es muy común que se tenga la creencia acerca de que las cuatro estaciones del año, se deben a la distancia de la Tierra con Sol. En parte es verdad, pero el surgimiento de estas distintas épocas del año, se deben a una causa mucho mayor.

    En líneas generales, las estaciones son secundarias a la inclinación del eje de la Tierra. A medida que el planeta gira en torno al sol, describe cuatro posiciones primordiales que dan lugar a las estaciones. Ellas, mejor conocidas como primavera, verano, otoño e invierno, se producen en ese orden o inversamente, de acuerdo hemisferio.

    4 estaciones del año
    Fuente: Google

    Cada estación del año está comprendida por los solsticios y equinoccios, siendo dos para cada uno. Ellos, se separan por un tiempo aproximado de 3 meses entre sí, originando el inicio y final de una determinada estación.

    Asimismo, las cuatro estaciones del año se caracterizan por ciertas propiedades y características climáticas. Cada una de ellas es estudiada ampliamente por la climatología, debido a que son garantía de fenómenos naturales propios y extraordinarios.

    Debido a la inclinación del eje de la Tierra, a medida que transcurre su órbita normal, ciertas partes resultan más o menos alejadas del sol. En ese sentido, existirán ocasiones donde el polo norte apuntará y estará más cercano al sol. Justo en ese momento, significa que ha empezado el solsticio de verano o ha iniciado la estación de verano respectivamente.

    Por su parte, cuando el polo sur es afectado por los rayos del sol, significa que es verano en ese punto. Resumidamente, mientras en un hemisferio es verano, en el otro ocurre la estación contraria (invierno).

    ¿Cuánto tiempo aproximadamente duran las cuatro estaciones? ¡Fomenta tu curiosidad!

    Como ya se mencionó anteriormente, de acuerdo a la inclinación del planeta Tierra, las cuatro estaciones se producen inversamente. Es decir, cuando la Tierra orbita alrededor del sol, la inclinación de su eje produce que un hemisferio resulte más cercano a la estrella.

    Por tal motivo, mientras en un hemisferio es verano, en el otro será invierno y viceversa. La inclinación de la Tierra impide que, en partes iguales, las cuatro estaciones se presenten de forma simétrica en su superficie.

    Con respecto al hemisferio norte, la estación que se presente inicialmente, es la primavera. Por su parte, en el polo sur, como primer eslabón, aparece la estación de otoño. Asimismo, como ya se nombró, dependerán igualmente de los solsticios y los equinoccios.

    Los equinoccios, son los responsables tanto de la primavera como el otoño. Mientras en un polo ocurre el equinoccio de primavera, en el otro transcurre el de otoño como tal. Entre uno y otro, existe un periodo aproximado de 6 meses a lo largo del año.

    Por su parte, el resto de las cuatro estaciones del año, es decir tanto el invierno como el verano, dependen de los solsticios. En resumidas cuentas, será solsticio de verano en el polo norte, cuando el polo sur, se establezca el solsticio de invierno. Y, al igual que sus predecesores, entre ambos se constata una separación de 6 meses.

    ¿Cuáles son las características de las cuatro estaciones? ¡Aprende más sobre ellas!

    Las cuatro estaciones poseen un biotipo específico, acompañado de características muy propias de cada una. Además de los cambios climáticos o el tipo de ambiente que describen, también es importante resaltar la duración de la luz solar.

    La florida primavera

    Inicia con el equinoccio de primavera, siendo una estación característica por el clima templado. Sin embargo, la primavera varía entre temperaturas bajas, altas o mixtas, de acuerdo al transcurso de los meses.

    Durante este período, la inclinación de la Tierra, acerca a uno de sus polos directamente al sol. De esa manera, la luz solar dura más, prologando los días progresivamente. En resumidas cuentas, los días se hacen más largos que las noches.

    El caluroso verano

    De entre las cuatro estaciones, el verano es el período del año más caluroso que se conoce. En ciertas zonas de la Tierra, la temperatura durante el verano llega a superar. los 45° grados centígrados. Ocurre luego de la primavera, con el inicio del solsticio de invierno y finaliza con la instauración del equinoccio de otoño.

    Es la época del año más propensa a incendios, sequía y climas áridos, donde prácticamente las lluvias escasean. La inclinación de la Tierra, sin importar el polo en específico, alcanza su máxima cercanía al sol. Por tal motivo, la duración de los días se torna aún más larga y las noches todavía más cortas.

    El equilibrio en otoño

    Una vez termina el solsticio de verano y se inicia el equinoccio de otoño, las temperaturas cálidas comienzan a bajar. El otoño es la estación previa al invierno, subsecuente al verano, siendo sinónimo de climas templados al igual que la primavera.

    dibujo de las 4 estaciones
    Fuente: Pinterest

    Se trata del período del año, donde el ciclo natural de las plantas, comienza a terminar. Como consecuencia sus hojas se caen o se decolaran a un aspecto naranjado, dando origen al característico follaje de otoño.

    El gélido invierno

    La culminación del ciclo de las cuatro estaciones, está determinado por el solsticio de invierno. Es la época de las nevadas, granizadas y lluvias torrenciales, donde la temperatura tiende a descender.

    A medida que se aproxima el invierno, la Tierra aleja su eje inclinado de la luz solar, de manera que los días se tornan más cortos. En otoño, esta sensación comienza a palparse, pero se acentúa todavía más durante el invierno. Como consecuencia, las temperaturas bajas se intensifican, dando como resultado el típico follaje de esta estación.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir