¿Te gustaría saber un poco más sobre la corteza terrestre y cómo se comporta?

aprende todo de la corteza terrestre

La Tierra, perteneciendo a este vasto universo, también posee secretos por develar y pensar que no, es un grave error. Actualmente, diversos aspectos de la misma siguen siendo objeto de estudio, como por ejemplo la corteza terrestre y su comportamiento.

Entender en primer lugar el planeta en el que habita el único indicio de vida en el universo, es primordial para comprender otros mundos lejanos. A veces, lo mejor puede estar enfrente de tus ojos, sin tener que mirar más allá. No obstante, todavía es apresurado decir que eso se aplica en relación al universo y lo que alberga.


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Existen Otros Planetas Similares a la Tierra?


CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    Si aún no sabes qué es la corteza terrestre, ¡continúa leyendo para informarte!

    corteza de la tierra
    Fuentes: Invdes

    Durante la creación y los albores del tiempo, los planetas fueron creados con suma precisión y con características ideales para cada uno de ellos. La composición del planeta Tierra es peculiar, puesto que cuenta con diversos aspectos ampliamente conocidos hoy en día, así como otros aún en estudio.

    Tales aspectos están íntimamente relacionados con los procesos o ciclos naturales que se llevan a cabo en las inmediaciones del planeta. Por lo tanto, comprender qué es la corteza terrestre contribuirá al entendimiento posterior de estos fenómenos, facilitando nuevos resultados científicos de gran ayuda.

    En resumidas cuentas, la corteza terrestre cumple su papel como la capa más externa o si se quiere, más superficial del planeta. Forma parte de la conocida geosfera y, aunque suena difícil de creer, su espesor es relativamente fino. Incluso, la corteza terrestre apenas ostenta el 1% de la masa total de las dimensiones de la Tierra.

    De igual manera, la pregunta “qué es la corteza terrestre” ha llevado a descubrir que es única entre muchos. ¿Qué significa esto? Muchos planetas rocosos poseen una corteza compacta que no se subdivide. En el caso de la Tierra, su corteza se separa en una parte oceánica y otra continental.

    Las capas de la corteza terrestre, clave para entender cómo se formó

    Si has llegado hasta este punto es porque estás interesado en indagar más al respecto. A continuación, sigue leyendo para conocer más detalles sobre las capas de la corteza terrestre y cómo es su constitución en general.

    El sedimento, capa principal

    Como su nombre lo indica, esta zona está conformada principalmente por rocas sedimentarias de gran envergadura entre los continentes y las placas continentales. Son parte fundamental y cimientos de las cordilleras tales como se conocen hoy en día, así como de las mencionadas placas o plataformas continentales.

    Internamente, aparece la capa de granito

    Siendo una de las capas de la corteza terrestre más estudiadas, se encuentra formada por granito casi en su totalidad. Un hecho resaltante es que, en este punto de la corteza, yace la famosa Discontinuidad de Conrad.

    Básicamente, se trata de la línea imaginaria que traza las fronteras entre la capa de granito y la próxima basáltica en su extremo más superior.

    Por último, la potente capa basáltica

    Es un área continúa, más grande y de mayor extensión en comparación a sus homónimas ya nombradas. Además, como su nombre lo indica, su composición es de tipo basáltico en primera instancia.

    La capa basáltica está en constante relación con el manto de la Tierra, pero separada del mismo debido a la Discontinuidad de Mohorovicic. Ella, funge como separación entre una zona y otra, delimitándolas correctamente para futuros estudios.

    Ahora que conoces su composición, ¡descubre cómo está dividida la corteza terrestre!

    Anteriormente se mencionó que la corteza del planeta Tierra es prácticamente un espécimen raro, basados en recientes descubrimientos científicos. Ella se encuentra dividida o fragmentada fisiológicamente en dos cortezas, aquella que es oceánica y otra continental.

    Por un lado, la corteza terrestre en su parte oceánica, es menos longeva que su hermana, la corteza continental. Asimismo, ocupa más del 50% de la superficie terrestre y yace ubicada unas 6 millas por debajo de lecho marino.

    Toda la corteza oceánica es más delgada o fina en comparación a su homónima, siendo conformada a la vez, por elementos diferentes. A menudo, los científicos la acuñan con el apodo “Sima”, haciendo referencia a la abundancia de silicato y magnesio. Ella se origina desde las dorsales oceánicas y encuentra su fin dentro de las zonas de subducción.

    En el reverso de la moneda, aparece la corteza terrestre de carácter continental, siendo opuesta a varias características presentadas por Sima. Incluso, esta parte de la corteza es denominada como Sial, en virtud de sus elementos más conocidos, el aluminio y silicato.

    Con respecto a su espesor, es más gruesa, ostentando más de 40 millas y contrastando con la corteza oceánica. Aunado a ello, su gran longevidad se basa en que prácticamente no son renovadas, ya que no se someten a las zonas de subducción. Incluso, la comunidad científica establece que son tan antiguas como el mismo planeta.

    Así se comporta, aprende lo más básico sobre la dinámica de la corteza terrestre

    partes de la corteza terrestre
    Fuente: Concepto

    Primeramente, debes imaginar que los elementos de la corteza terrestre, así como la parte más externa del manto, se hallan “flotando” entre sí. Toda la dinámica de la corteza terrestre gira en torno a esta premisa, un evento que genera el denominado desplazamiento tectónico. Gracias a este comportamiento, se dio pie a la “deriva continental”.

    Cuando una zona o placa se desplaza lentamente sobre la otra, genera choque, fricción y presiones elevadas que modifican el terreno. A partir de estos acontecimientos, las montañas o las depresiones tectónicas, nacen para ocupar su espacio en el ecosistema.

    De igual manera, dentro de la dinámica de la corteza terrestre existe un proceso donde las placas terminan uniéndose una debajo de la otra. Este efecto acumula presión y magma hasta que, una vez superado el umbral de acción, libera el material contenido. ¿Te suena conocido? Pues así es como se forman los volcanes.

    En relación a la misma premisa, como ya has de saber, estos movimientos son constantes, aunque no se sientan. Dependiendo de su magnitud o presión acumulada, causan los denominados eventos sísmicos, incluyendo terremotos.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir