Años Luz: ¿Qué son? ¿Cuánto equivale en km?

años luz

Cuando leemos un artículo o escuchamos una clase sobre astronomía, es muy común encontrarnos varias veces con un término particular: años luz. Para poder comprender completamente los temas astronómicos, es indispensable entender muy bien de qué se trata un año luz y a qué corresponde.

¿Sabes bien qué o cuánto es un año luz?

Debido al tipo y cantidad de consultas en la web, queda demostrado que “un año luz” es un concepto que aún hoy en día no se comprende muy bien, y es realmente entendible, pues semánticamente puede resultar bastante ambiguo, ya que al escuchar la palabra “año”, inmediatamente comenzamos a pensar en medida de tiempo, pero esto es incorrecto en este caso.

Por eso, en este post hemos decidido tratar a fondo todo lo relacionado con el tema de los años luz y su relación con el estudio de los viajes interestelares y el cosmos en general. Así que si este tema es de tu interés y quieres aprender más sobre él, no dejes de leer al final este interesante artículo.


El espacio es un lugar fascinante, pero también lo es nuestro planeta; La Tierra. En este artículo te enseñamos sobre los 5 movimientos la Tierra

CONTENIDO DEL ARTÍCULO

    ¿Qué es un año luz?

    Lo primero que hay que entender al respecto y para despejar todas las dudas, es que un año luz no es una medida de tiempo, los años luz son una medida de longitud a gran escala, utilizada para medir la distancias abismalmente grandes del universo.

    El curioso nombre de este concepto deriva de su cálculo, pues 1 año luz se refiere a la cantidad de distancia que es capaz de viajar un fotón (partículas que conforman al luz) en el vacío del espacio, dentro del plazo de tiempo que corresponde a un año calendario en nuestro planeta (365 días de 24 horas).

    Dicho de otra manera, un año luz es la cantidad de distancia que recorre un objeto en el vacío viajando en el espacio durante un año a la velocidad de la luz, que sería de 300.000 km/s.

    Este concepto fue acuñado a partir de la teoría de la relatividad general de Einstein en el año 1905, que ubicaba la velocidad de la luz como el límite de velocidad general para todas las cosas en el universo y por lo tanto, se toma como referencia para los desplazamientos de materia en el plano interestelar.

    Años luz a km

    Una vez que este concepto es entendido, entonces la pregunta que suele surgir al instante es la cabeza de cualquier persona; niño o adulto es: ¿Por qué simplemente no medimos en kilómetros la distancia entre las estrellas? o ¿Cuántos kilómetros es un año luz? 

    Bueno, la respuesta a la primera pregunta nos permite calcular la segunda. Las distancias interestelares no se pueden medir usando la misma escala que se usa dentro de la Tierra simplemente porque son exponencialmente más grandes y entonces, cualquier distancia (aunque fuera relativamente corta) sería expresada en números que casi ninguna persona sabría leer.

    ¡La respuesta a la segunda pregunta es muy simple! Sí, existe una medida de conversión establecida que puede lograr una equivalencia entre 1 año luz y un kilómetro terrestre. En resumen, la luz, que en el espacio se desplaza a una velocidad constante de 299.724 km en cada segundo, durante un año juliano (365 días) logra recorrer una distancia total de 9.460.730.472.580.8 km. Esto es poco menos de 9 billones y medio de kilómetros en un solo año.

    Distancias cosmológicas

    años luz a km

    9 millones de millones de kilómetros de largo suena a una distancia realmente grande: ¡eso corresponde a un 9 con 12 ceros a la derecha! Una distancia tan grande, que nuestro planeta completo apenas abarcaría una parte microscópica, completamente insignificante si se tratara de comparar.

    Pero lo interesante aquí es que el universo es tan grande que, viajando durante un año a la velocidad de la luz, apenas estaríamos saliendo de nuestro propio sistema solar. De hecho, al final del año aún nos encontraríamos dentro de la nube de asteroides de Oort, que rodea nuestro sistema planetario y ni nos habríamos acercado al objeto más cercano en el cosmos.

    De hecho, la estrella más cercana a nuestro sistema solar que hemos descubierto se llama Proxima Centauri, una enana roja ubicada en la constelación de Centauro, que se encuentra a tan solo 4.3 años luz de nuestro planeta, es decir a 39.924.284.000.000 de kilómetros de distancia.

    Veámoslo de esta manera. Si nos pudiéramos desplazar de alguna forma a la velocidad de la luz, llegaríamos a Proxima Centauri en un viaje que duraría 4 años y 3 meses. Sin embargo, con la tecnología de propulsión a chorro de nuestros cohetes actuales, el viaje tomaría un poco más: de hecho, tardamos cerca de 6.500 años solo en completar el trecho de ida hasta nuestra estrella más cercana.

    Otros objetos cosmológicos y sus distancias en años luz

    Nuestro sistema solar:

    A pesar de que nuestro sistema solar es tan grande, de hecho, toda su longitud no abarca un solo año luz desde el sol hasta su punto orbital más lejano, que corresponde a Neptuno. De hecho, entre nuestra estrella y su planeta más lejano hay 0.0006 años luz de distancia. Para medidas interplanetarias más pequeñas, se suele utilizar otra medida de longitud cosmológica conocida como Unidad Astronómica (UA).

    Galaxia más cercana:

    Andrómeda es la galaxia más cercana a nuestra vía láctea, de hecho, viajan juntas a través del espacio. Sin embargo, la distancia que separa a ambas galaxias es de 240.000 años luz.

    La vía láctea:

    Nuestra galaxia es una elíptica gigante. Se ha calculado que la vía láctea tiene una extensión total de casi 200.000 años luz y contiene cerca de cien millones de estrellas activas.

    La galaxia más lejana:

    En 2004 el telescopio Hubble logró tomar la imagen más profunda del universo conocido. Esta imagen captó la luz a una distancia de 13.400 millones de años luz en el espacio profundo. La imagen abarca miles de cúmulos galácticos tan grandes como el nuestro, incluyendo a a GN-Z11, la galaxia más lejana captada por un telescopio terrestre, que se ubica aproximadamente a 13.380 años luz de nuestra estrella.

    El grupo local:

    Se conoce como Grupo Local al cúmulo de galaxias (dentro de la que se encuentra la nuestra) que se mantienen unidas por una misteriosa fuerza conocida como Energía Oscura. Se calcula que nuestro grupo local galáctico tiene una extensión de 6 millones de años luz y contiene al menos 4 galaxias. Nuestro grupo local a la vez forma parte del súper cúmulo galáctico de Virgo.

    Súpercumulo de Virgo:

    Es un cuerpo cósmico masivo que contiene a cientos de cúmulos galácticos menores como nuestro grupo local. Su tamaño es verdaderamente sorprendente porque tiene una extensión de 107 millones de años luz. 

    Viajes años luz

    La perspectiva de poder viajar años luz de distancia de nuestro propio planeta parece muy lejana, ya que no contamos con la tecnología necesaria para desplazarnos a través del espacio a la velocidad de la luz. Con la tecnología actual, tardaríamos varias generaciones tan solo en salir de nuestro propio sistema solar y encontrarnos a la mitad de un grupo de asteroides inertes.

    Si realmente queremos convertirnos en viajeros espaciales y lograr explorar todos los objetos increíbles que hemos observado a través de los telescopios, entonces tenemos que apuntar a lograr tecnologías que nos permitan desplazarnos a la velocidad de la luz… y aún así llegaríamos tarde.

    Otra opción (teóricamente más viable) consistiría en tomar “atajos” a través del plano de continuidad de espacio-tiempo que Einstein planteaba en su teoría de relatividad. 

    En teoría, estos atajos se tomarían en los hipotéticos agujeros Einstein-Rosen, que son deformaciones que permiten viajar dentro del hiperespacio en lugar de “a través de él”. Algo parecido a lo que hacen los gusanos al atravesar una manzana en lugar de rodearla, por eso también son conocidos popularmente como “agujeros de gusano”.

    Sin embargo, el tema de los viajes a través del hiperespacio es un tema tan extendido, interesante y complejo que lo dejaremos para una nueva entrega de viajealcosmos.

    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir