Eclipse solar “Anillo de fuego” ¿Sabes lo que es? ¡Prepárate para el próximo!

portada eclipse solar anillo de fuego

Un eclipse solar es un evento astronómico que se presenta excepcionalmente en la Tierra durante cierta época del año. Este tipo de fenómeno se caracteriza por causar revuelo en la comunidad, debido a que es un acto magnífico de presenciar. Por siempre, ha sido considerado una de las experiencias de vida más espectaculares que se pueden experimentar.

Asimismo, una de las variantes que logra evidenciarse cuando este fenómeno se presenta, es el denominado anillo de fuego. En efecto, se trata de una característica que se avista literalmente de tal manera. Cuando ocurre el eclipse, el sol se rodea por un anillo llameante que cautiva a propios y extraños a la hora del suceso. Pero… ¿cómo se forman este tipo de eclipses?


También te puede interesar nuestro artículo: Aprovecha al Astro Mayor: ¡Construye un reloj solar!


Contenido del Artículo()

    ¿Qué es un eclipse solar? ¡La ciencia ha explicado uno de los acontecimientos celestes más increíbles!

    Cuando la luz que emana desde un cuerpo celeste es eclipsada u opacada por otro, se producen los tan conocidos eclipses. Por ende, entender qué es un eclipse solar pasa por tomar en consideración esta premisa.

    La luz solar es captada desde la superficie terrestre en todo su esplendor cuando el Sol yace en lo alto. No obstante, durante el tránsito u órbita terrestre y lunar, la luz solar puede verse opacada anular, parcial o totalmente.

    En el momento en que el Sol, la Luna y la Tierra se encuentran alineados en ese mismo orden, ocurre un denominado eclipse solar. Explicado desde otra manera, es cuando la Luna se interpone en el trayecto eclíptico del Sol.

    eclipse fuego sol
    Fuente: Google

    Observado desde la Tierra, el Sol realiza un movimiento curvo aparente o transición curva denominado como plano eclíptico. Durante ese desplazamiento, es posible coincidir con el transitar de la Luna al momento en que está yace en fase de Luna Nueva.

    Para otras culturas, la definición de qué es un eclipse solar, está asociado a creencias folclóricas o de mal augurio. No obstante, en el presente, está excelentemente demostrado de manera científica que no existe relación alguna con esas culturas.

    Conociendo más a fondo un eclipse solar. ¿A qué se debe su nombre “anillo de fuego”?

    Dependiendo de la posición que guarde la Luna con respecto al movimiento eclíptico del Sol, se producirá un tipo de eclipse u otro. Asimismo, también dependerá de cuán lejos esté la Luna con respecto a la superficie terrestre.

    De acuerdo a estos factores, el eclipse podrá observarse de una manera u otra. En el instante en que el satélite lunar se acerca lo suficiente al sol como para bloquear totalmente su luz, se presencia un eclipse total.

    Por el contrario, si la Luna únicamente es capaz de cubrir una porción del Sol, genera un denominado eclipse solar parcial. Pero, la verdadera particularidad ocurre cuando la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra sin cubrir totalmente la circunferencia solar.

    A partir de ese momento, aparece en escena un eclipse solar anular, conocido coloquialmente como eclipse “anillo de fuego”. En ese sentido, ¿por qué ocurre exactamente un eclipse anular? La respuesta está asociada a la posición de la Luna con respecto a la Tierra.

    Este fenómeno se presenta cuando la Luna yace en su punto más alejado de la Tierra. Vista desde la superficie, el satélite lunar se ve más pequeño que de costumbre debido al desplazamiento que sigue.

    Si este desplazamiento coincide con el plano eclíptico del Sol, la Luna producirá un eclipse solar anular. Como no eclipsa por completo el disco solar, se genera una visión de anillo alrededor del eclipse en general. En resumidas cuentas, la Luna se posiciona en el centro del Sol, pero la luz solar restante sigue siendo irradiada a manera de anillo.

    ¡Todos los detalles acerca de un eclipse solar y lunar!

    Entre un eclipse solar y lunar, las diferencias son más que plausibles. No obstante, vale la pena profundizar en las mismas para entrar en detalles. Conocer a fondo estos fenómenos astronómicos ayudará saber más al respecto de la mecánica celeste.

    Tipo de alineación

    Cuando ocurre un eclipse solar, por lo general es la Luna quien se interpone entre la Tierra y el Sol. De esa manera, los rayos solares no ingresan a la superficie terrestre, dando como resultado que el brillo solar, no se evidencia.

    Por el contrario, la alineación que ocurre en un eclipse lunar, es totalmente diferente a la anterior. En esta oportunidad, es el propio planeta Tierra quien eclipsa la Luna, opacando la luz solar destinada a la superficie lunar.

    Anillo de fuego vs. Luna de sangre

    cielo con anillo de fuego
    Fuente: Google

    Entre un eclipse solar y lunar, también son evidenciables ciertas cualidades excepcionales. Ejemplo de ello, son los eclipses solares acompañados por un anillo de fuego, manifestándose en aquellos de tipo anular.

    Por su parte, los eclipses lunares disponen igualmente de características únicas relacionadas a los eclipses. Tal es el caso de la luna sangrienta o luna de sangre al momento de propiciarse un eclipse lunar total.

    En esencia, la Tierra impide que los rayos solares arriben a la Luna. Como consecuencia, toda la luz es refractada en la atmósfera terrestre, con excepción de los colores naranjas y rojos. Por ende, estos colores son los que, finalmente, son presenciados desde la superficie terrestre en la cara visible de la Luna.

    Formas de avistar cada uno

    Los eclipses lunares no requieren de demasiado equipamiento en cuanto a su manera de observación. Básicamente, solo se necesita saber cuándo y cómo ocurrirá, así como tener en cuenta las regiones donde se visualizará.

    Aun así, vale la pena destacar que, para tomar fotografías excepcionales, se debe valer de prismáticos o telescopios. Gracias a estos instrumentos, se podrá enfocar de excelente manera, el fenómeno en cuestión.

    Por otro lado, un eclipse solar precisa de materiales destinados a proteger la visión. Aunque la luz solar esté cubierta por la Luna, no se está exento de padecer efectos secundarios por mirar fijamente el evento. En ese sentido, el uso de gafas especiales o gafas solares, se antojan de suma importancia a la hora de presenciar un eclipse solar.

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir