¬ŅQu√© es el Anillo Astron√≥mico?

La nebulosa del Anillo, nebulosa anular de la Lyra o tambi√©n conocida como el anillo astron√≥mico es una nebulosa astral protot√≠pica instalada en la zona de Lyra. Se trata de una de las galaxias m√°s populares manipulada repetidamente como ejemplo de esta clase de cosas astron√≥mico. Est√° ubicada a 0,7 kpc (2.300 a√Īos luz) de nuestro planeta y fue explorada en 1779.

Magnitud del anillo astronómico

Magnitud del anillo astronómico

La magnitud del anillo astron√≥mico es igual a la 8.80. Su representaci√≥n real es probablemente la de una nebulosa bipolar distinguida con una corriente de 30¬į respecto a su di√°metro, sin embargo otros autores testifican que es un elipsoide.

Esta galaxia est√° alumbrada por una estrella ubicada en su eje de dimensi√≥n visual 15,8 que se trata de un cuerpo celeste que ha abandonado la rama asint√≥tica gigantesca y en este momento est√° transform√°ndose en una peque√Īa blanca. La claridad del anillo astron√≥mico es hasta 200 veces superior a la del Sol, y adem√°s presenta una masa de que tiene 0,6 de lo que ser√≠an las masas solares, al mismo tiempo que su temperatura trivial es de 120,000 Kelvin.

El dato

el anillo

Durante un largo tiempo o por decirlo m√°s preciso, en su tiempo de vida, las estrellas de masa baja e intermedia han alcanzado, de la fundici√≥n de hidr√≥geno y helio en su zona interna, la energ√≠a apta para aguantar su peso y sortear su adecuado s√≠ncope gravitatorio. Definitivamente, esta proporci√≥n queda rota y la estrella echa sus cubiertas externas, quedando sometida a un n√ļcleo macizo y horrendamente ardiente.

En este orden de ideas, ducho material gaseoso que es echado, que constitu√≠a antes la cobertura espacial, es actualmente ionizado por los despojos de la estrella principal, al tiempo que es despejado perdidamente por fuertes vientos espaciales: se ha hecho una galaxia celestial, un breve y bello resumen en el progreso de las estrellas de masa mengua e intermedia, a continuaci√≥n, cuando estudiamos las posesiones de estas nubes de vapor ionizado para percibir mejor los √ļltimos estadios del perfeccionamiento espacial en esta clase de masas.

 Averiguación y representación del anillo astronómico

 Averiguación y representación del anillo astronómico

El anillo astronómico está cercado por las estrellas Sulafat y Sheliak. Es una de las galaxias celestiales más frecuentadas entre las posibles a telescopios de algun amante del cosmos. Se solicita una grieta de al menos 75 o 100 mm con acrecentamientos reprimidos y un cielo negro, para descubrir el hueco céntrico del anillo. Una herramienta de 150 mm muestra el aro como un orbe verdoso, levemente aplastado y con un hoyo de tonalidad gris en su eje.

Al medir apenas un minuto de arco y exponerse tan precisada, esta nebulosa acepta grandiosos acrecentamientos. El perfil oval se conserva claro inclusive con 150x, con la concavidad tapada por una niebla suave. Cuando las situaciones meteorológicas son originales, con grandes acrecentamientos llega a estimarse que las extremidades del óvalo acaban terminados en picos.

Tama√Īo del anillo astron√≥mico

Tama√Īo del anillo astron√≥mico

El anillo astron√≥mico discrepa entre 2,000 y 5,000 a√Īos luz de nuestro planeta y tiene un tama√Īo que va cerca de 1 a√Īo luz de di√°metro. Se trata de la cubierta echada por una estrella agonizante. La estrella central es una enana blanca muy acalorada.

Etapas de la vida del anillo astronómico

Ahora, en las etapas posteriores de la vida del anillo astron√≥mico, el n√ļcleo estelar ha destituido la atm√≥sfera exterior de la galaxia hacia el espacio. La basura c√©ntrica es una enana blanca con la dimensi√≥n contigua de la Tierra. Por desdicha, para diferenciar a√ļn y con aprietos, se precisan un cielo muy negro y sin efusi√≥n, y un telescopio para descubrir la estrella c√©ntrica.

El telescopio Hubble ha confirmado que lo que cree que es un anillo, tiene una representación de tonel. Más que un aro, echamos un vistazo a una distribución tubular notada casi a lo largo de su centro.

Con binoculares

Algunos binoculares para detectar, son:

1. Con unos binoculares de 9×63

Además de los binoculares y un firmamento de dimensión límite contigua a +5,5, esta galaxia puede notarse como un punto con una representación de estrella, como la gran totalidad de universos universales, sin complemento.

2. Binoculares de 20×60

Haciendo uso de unos binoculares de 20×60, a parte de un cielo de magnitud l√≠mite pr√≥xima a +5,5, se puede estar a la mira de un √≥valo muy sutil y difuso, con representaci√≥n oval – anillada.

3. Con unos prism√°ticos de 10×42

Al mismo tiempo de dichos instrumentos y de un cielo limpio, se puede notar como una estrella, no obstante, tal vez esforzando la vista y despistando el enfoque, como un punto borroso.

4. Con prism√°ticos 10×50

Estos tienden a captar algo más de luz y a parte de un hermoso cielo limpio, puede percibirse con una representación de estrella un poco desenfocada.

Los estudios del anillo astronómico

 

Los estudios del anillo astronómico

Siendo una de las galaxias astrales más próximas y radiantes, la Nebulosa del Anillo ha sido experimentada en un sinfín de obras, utilizando muy desiguales métodos y operaciones. Su forma anular, en cuyo eje se nota la representación de una estrella azul, la han transformado en una clase de ejemplar de las nebulosas celestiales antiguas. Resulta, por tanto, maravilloso que asuntos tan primordiales, como fijar cuál es su distribución tridimensional, todavía no hayan sido solucionadas de manera agradable.

Para algunos cient√≠ficos, la presencia de mol√©culas de H2 y de CO en los entornos insin√ļa que la Nebulosa del Anillo es verdaderamente un anillo. La distribuci√≥n de p√©talos que cerca la nebulosa es en aquel momento descifrada como una galaxia bipolar que fuese observada a lo largo de la recta polar.

Datos de los científicos sobre el anillo astronómico

Con la intención de comprender la distribución existente de esta pomposa galaxia astral, diversos científicos de la Universidad de Illinois, principiaron una monografía exhaustiva de sus exuberancias químicas y de su aceleración. En esta exposición se suministró específica atención a las posibles diferenciaciones entre la parte céntrica de la galaxia y las coronas o anillos que la rodean. Las secuelas de este trabajo, actualmente informados muestran que las exuberancias químicas son similares, tanto en la parte céntrica, como en las desiguales estructuras de su exterior.

En este orden de ideas, no se halló una adquisición de nitrógeno o helio del anillo íntimo, como se presumiría en el caso de una galaxia bipolar para cuyas estrellas céntricas las muestras anuncian una ventaja superficial significativa. En otro sentido, la aceleración de la parte centrada se descifra, sin lugar a dudas, dentro de un esbozo de manto elipsoidal en esparcimiento sesgado en la orientación del centro mayor de la galaxia céntrica. La superficie de este manto se está disolviendo y el componente impacta el anillo que la envuelve.

Asimismo, esto expone las desigualas anat√≥micas encontradas entre los anillos √≠ntimos y externos, a√ļn cuando sus an√°logos patrimonios qu√≠micos y cinem√°ticos anotan a un principio frecuente, el viento de la gigantesca roja ascendiente.

De igual forma, es importante mantener claro que este estudio no favorece con la suposición bipolar. En lugar de ello, se plantea que el anillo astronómico es un manto elipsoidal rodeado por un halo esférico hecho esencialmente por la acción de un viento echado durante la etapa de lo que sería la  gigante roja.

Finalmente, a través de los polos del elipsoide escapa el componente que tiene un aspecto de burbujas cuya interacción con el anillo de esta galaxia, en composición con una exaltación anisotrópica origina la conformación en representación de hojas notada en el anillo astronómico interno.