¿Qué se ha descubierto sobre el agua en la luna?

portada de agua en la luna

Las misiones espaciales de la NASA y demás agencias espaciales, se han caracterizado por innovar en sus descubrimientos. Con el pasar de los años, nuevas y relucientes revelaciones, no solo han conmocionado al público, sino a la comunidad científica en general. Entre tantos, se destaca el momento en donde se ha descubierto agua en la luna.

Así, es la premisa del agua lunar está cada vez más cimentada por los científicos de la NASA. De hecho, recientes investigaciones han podido concluir que existen más yacimientos o cantidades de agua de lo que parece. Pero, ¿qué es verdaderamente cierto y qué no?


También te puede interesar nuestro artículo: ¿Te interesa saber el origen de la luna? ¡Conoce todos los detalles!


Contenido del Artículo()

    ¿Qué se sabe realmente del agua en la luna? ¡Todo el trasfondo al descubierto!

    Desde hace un tiempo atrás, siempre se ha tenido la noción de que la presencia de agua en la luna, no podía ser posible. En primer lugar, porque el vital líquido no puede mantenerse en su forma primordial en la superficie de la luna. Y, secundo porque el vapor de agua que puede resultar de ese cálculo, es rápidamente descompuesto por el clima solar.

    Sin embargo, la comunidad científica ha establecido que, siempre y cuando el agua se conserve en su forma sólida, existe esperanza. Estando contenida en hielo, el agua podría resistir las condiciones extremas de la superficie del satélite. Específicamente, se cree que se encuentra almacenada dentro de sus cráteres como tal.

    luna y agua
    Fuente: National Geographic

    Para explicar este hecho, existen ciertas condiciones químicas relacionadas a la composición del agua que se combinan con la química lunar. De esa manera, es capaz de subsistir, absorbiéndose hacia sus profundidades o sus cráteres en general.

    El agua en la luna, ha sido un hecho constantemente estudiado desde 1974. No fue hasta el año 2018, donde, tras distintas misiones espaciales, se compró finalmente la presencia de hielo en los extremos de la luna.

    Haber descubierto este hallazgo, ha representado un gran logro para la humanidad, en aras de encontrar otro terreno habitable además del planeta humano. La luna, ahora califica como uno de esos potenciales destinos, que, en un futuro no muy lejano, servirían para alojar civilizaciones terrestres.

    Las misiones espaciales lunares. ¿Cómo se comprobó que hay agua en la luna?

    Los científicos de todo el mundo y no solo la NASA, desde el siglo pasado, están empecinados con demostrar que hay agua en la luna. No obstante, las hipótesis que se promulgaban para ese entonces, no eran totalmente ciertas o carecían de argumentos.

    Además, con el lanzamiento de la primera sonda espacial de la Unión Soviética en el año 1974, no se obtuvieron excelentes resultados. Aun así, un atisbo de esperanza logró avistarse, ya que, al menos logró demostrar que no toda la superficie era carente de agua.

    En efecto, la misión trajo consigo un hecho que era alentador, aunque fuera ínfimo. Tan solo una décima de porcentaje, lograba establecer que hay agua en la luna. Esta anécdota, fue el primer paso para algo más grande en el futuro venidero y así fue. Con el tiempo, nuevas y mejoradas misiones espaciales, fueron lanzadas a la luna.

    Incluso no solamente las mismas sondas han corroborado este hecho, sino la observación a través de telescopio de agua en la luna. En ese sentido, vale la pena destacar todo lo que se sabe al respecto sobre estos experimentos.

    La misión india, Chandrayaan-1

    En octubre de 2008, buscando indagar más allá sobre la presencia de agua en la luna, la Agencia India de Investigación Espacial, encabezó la jugada. Fueron quienes fabricaron la sonda Chandrayaan-1, destinada al estudio de la superficie lunar. No obstante, nunca estuvo totalmente sola en la maniobra, ya que recibió ayuda tanto de la NASA como de la Agencia Espacial Europea.

    Estuvo en funciones hasta agosto del siguiente año, siendo en 2009, cuando finalmente cesó sus operaciones. Durante el tiempo que permaneció en activo, tipografió en tercera dimensión la superficie lunar, incluyendo la presencia de hielo en la misma.

    El preciso satélite de observación lunar, LCROSS

    LCROSS es la abreviatura para el nombre en inglés del satélite de observación lunar más preciso construido por la NASA. Su destino, fue alcanzado en octubre del 2009, con la única y exclusiva finalidad de determinar de una vez por todas, la presencia de agua. Aunque en principio el aterrizaje fue aparatoso, logró acoplarse a las condiciones lunares.

    Esta apuesta arriesgada de la NASA, buscaba esclarecer por completo, la presencia o no de agua en los polos de la luna. Si se lograba un excelente resultado, sería un gigantesco paso en pro de la vuelta del hombre a la luna en un futuro.

    Y, en efecto, lo fue, el satélite logró detallar más de 100kg de agua en el material analizado de la superficie lunar. Además, como únicamente se observó una parte de la luna, se llegó a la conclusión de que podrían existir toneladas de agua almacenada.

    El observatorio SOFIA y su refuerzo a la investigación

    A bordo de un increíble Boeing 747SP sobrevolando la atmósfera terrestre, SOFIA ha podido visualizar agua en la luna. Mediante su potente láser o infrarrojo, se ha logrado constatar que la presencia del vital líquido, incluso está presente en el lado luminoso del satélite.

    descubrimiento de agua en luna
    Fuente: National Geographic

    Octubre de 2020 fue la fecha en donde esta espectacular obra de ingeniería y astronomía, detectó agua molecular en la luna. A través de este instrumento, se consolidó el avistamiento más reciente de la presencia de agua en el satélite.

    Ahora que en la luna hay agua… ¿Qué supone para la humanidad?

    • Aunque en la luna hay agua, todavía no se ha demostrado que pueda ser explotada o, siquiera, consumida. Sin embargo, diversos estudios sugieren que, debido a su alto nivel de filtración en la superficie, es muy probable.
    • La presencia del vital líquido en la superficie lunar, hacen posible pensar futuros campos espaciales en el satélite. La comunidad científica incluso pregona que, sería más fácil lanzar un cohete desde la luna que desde la Tierra.
    • De igual manera, gracias a que en la luna hay agua, ahora se tiene más conocimiento sobre este líquido en el universo. En la actualidad, se sabe que su formación no fue un proceso único en la Tierra, sino en varias partes del cosmos.

    Pedro Costa

    Amante del cosmos, las estrellas y los agujeros negros. Pedro nació con un telescopio bajo del brazo y le inculca a sus dos hijos la gran pasión que tiene por este mundo.

    Subir