Características Esenciales De Los 4 Planetas Rocosos Del Sistema Solar

Los Planetas Rocosos son unos de los dos tipos de planetas que existen en nuestro Sistema Solar. Y aunque existen múltiples maneras de clasificar a los planetas, es de acuerdo a su composición la que posee dos tipos específicamente: los planetas gaseosos y los rocosos. En este artículo vamos a detallar todo sobre los planetas rocosos que están dentro de nuestro Sistema Solar.

Quizás debas leer: CARACTERÍSTICAS DE LOS 3 PLANETAS GASEOSOS MÁS GRANDES DEL SISTEMA SOLAR

Los planetas rocosos que giran alrededor del Sol son cuatro y también llevan por nombre planetas terrestres o planetas telúricos del Sistema Solar, que son: Mercurio, Venus, Tierra y Marte, respectivamente en el orden de acuerdo a la cercanía al Sol. Además de esto, también se les denomina planetas interiores. Y la razón de esto, es que la clasificación de planetas interiores y exteriores se realiza en función de la distancia al Sol.

Es bastante curioso notar que en el Sistema Solar existe una línea divisoria y es el cinturón de asteroides, que divide los planetas gaseosos y tocos. Esta se encuentra entre los planetas Marte y Júpiter. Sin embargo, es indispensable verificar qué es lo que hace que un planeta tenga una composición rocosa y la respuesta es que tienen una característica principal al ser formados mayormente por silicatos.

Estos llamados silicatos son el grupo de minerales más abundantes que hay. Además de esto, también son el grupo de minerales de mayor importancia geológica, ya que son petrogénicos, lo que significa que son los minerales que forman las rocas. Sin embargo, es de destacar que minerales y rocas no son exactamente lo mismo.

Característica general de los planetas rocosos

Como bien se ha mencionado, de acuerdo a su composición existen dos tipos de planetas en el Sistema Solar. Es decir los gaseosos y los rocosos. La forma principal de diferenciar a uno del otro, es que los rocosos tienen como característica general de tener una superficie mayormente sólida. Muy al contrario de los planetas gaseosos, ya que estos en su mayoría tienen una superficie gaseosa o incluso líquida.

El único planeta que se encuentra entre los Planetas Rocosos y que posee una parte de su superficie líquida, es el planeta Tierra. Por otra parte, es importante destacar que los Planetas Rocosos comparten en común, una estructura bajo la superficie. Esto significa que todas poseen un núcleo metálico, que mayormente es de hierro. Además poseen una serie de capas de silicatos que rodean al núcleo.

Los Planetas Rocosos tienen algo especialmente en común y es que cada uno de ellos tiene una superficie rocosa compacta, como la de la Tierra y por esta razón también se dice que estos planetas tienen una superficie terrestre. El Sistema Solar tiene ocho planetas confirmados, pero son cuatro los que poseen estas características. Específicamente Venus, Tierra y Marte poseen atmósferas más o menos significativas, mientras que Mercurio casi no tiene ningún tipo de atmósfera.

También puedes leer: CUERPOS MENORES DEL SISTEMA SOLAR: LOS PLANETAS MENORES ANTES DEL 2006

Estos planetas tienen una selección muy alta de la materia. Esto es lo que da lugar a productos como el uranio, el torio y el potasio. Además tienen núcleos inestables que acompañan fenómenos de fisión radiactiva. Precisamente estos elementos son los que han desarrollado el suficiente calor como para generar vulcanismo y procesos tectónicos importantes. Aunque algunos son todavía activos y han borrado los rasgos de su superficie original.

Los 4 planetas rocosos del sistema solar

Uno: Mercurio

El planeta Mercurio es el que tiene la órbita más cercana al Sol. Además de esto, es el planeta más pequeño en el Sistema Solar, por lo que lógicamente resulta ser menor que la Tierra. Sin embargo, es más grande en tamaño que nuestro satélite, la Luna. Estando en la Tierra no podemos entender cómo sería vivir en ese planeta. Sin embargo, los científicos se han encargado de ayudarnos a visualizar cuál sería nuestro panorama desde Mercurio.

MercurioLo más importante que hay que imaginar es la superficie rocosa de este planeta, al pararnos sobre ese suelo y mirar el cielo, todo sería distinto a lo que vemos desde nuestro planeta. En primer lugar, el Sol nos parecería dos veces y media más grande, debido a la cercanía entre ese planeta y la estrella. Además de eso, irónicamente, aunque Sol está más cerca de mercurio, el cielo estaría siempre negro y la razón de esto es porque no tiene atmósfera que pueda dispersar la luz, como sí ocurre en la Tierra.

Un dato curioso es que este planeta rocoso es poseedor del nombre de Mercurio, debido a una época donde la ideología a los dioses abundaba. En este sentido este nombre proviene de un supuesto mensajero de los dioses y la razón es porque el planeta se movía más rápido que los demás planetas. Da la vuelta al Sol en menos de tres meses. En cambio, Mercurio gira lentamente sobre su eje, una vez cada 58 días y medio. Antes lo hacía más rápido, pero la influencia del Sol le ha ido frenando.

Este planeta interior o terrestre no tiene satélites. Al tener una órbita interior a la de la Tierra, pasa periódicamente por delante del Sol, como también lo hace Venus. Este fenómeno se denomina tránsito astronómico. Este planeta tiene un radio ecuatorial de 2.440 Km, a diferencia del radio ecuatorial de la Tierra que es de 6.378 Km. Por otra parte, el tiempo en el que orbita alrededor del Sol es de 87,97; a diferencia de los 365,256 días en los que tarda la Tierra en dar la vuelta alrededor del Sol.

Dos: Venus

El segundo planeta que compete al Sistema Solar, es el planeta Venus. Un planeta rocoso, que según sus características es el más parecido al planeta Tierra, debido a su tamaño, a la masa, la densidad y el volumen. Quizás esta semejanza se deba a que ambos planetas fueron formados durante la misma época, a partir de la misma nebulosa. Por otra parte, también tienen algunas diferencias importantes.

VenusUna de las cosas que diferencia a Venus de la Tierra, es que el primero mencionado no tiene océanos. Además de esto, tiene una densa atmósfera que es lo que provoca un efecto invernadero que eleva la temperatura hasta los 480 ºC. Anteriormente, los primeros astrónomos tenían un concepto errado sobre Venus ya que creían que se trataba de dos cuerpos diferentes, porque unas veces se ve un poco antes de salir el Sol y, otras, justo después de la puesta.

Por otra parte, es de destacar que Venus gira de una forma muy lenta, sobre su propio eje. Este fenómeno hace que el día en Venus dure más que el año. Otro dato curioso es que al girar, lo hace en sentido contrario al de los otros planetas y por esta razón, en ese planeta el Sol sale por el oeste y se pone por el este, al revés de lo que ocurre en nuestro planeta Tierra.

En comparación con el planeta Tierra, Venus tiene un radio ecuatorial de 6.052 Km, bastante parecido al de la Tierra que es de 6.378 Km. Por otro lado, el tiempo que tarda en completar su órbita alrededor del Sol es de 224,7 días y como se ha dicho, su temperatura media superficial es de 482º C, mientras que la de la Tierra es de 15 º C.

Tres: Tierra

Nuestro planeta Tierra es el tercero más cercano al Sol y es el único habitado, según lo que se ha podido investigar en el Universo explorado. Su ubicación específica es la ecosfera, se trata de un espacio que rodea al Sol y que tiene las condiciones adecuadas para que exista vida, por los componentes unidos que posee.

TierraEs de destacar que este planeta es el mayor de los Planetas Rocosos. Lo que lo hace capaz de retener una capa de gases, la atmósfera. La atmósfera, además de filtrar los rayos solares y evitar que la superficie se caliente demasiado durante el día o que se enfríe durante la noche, es lo que disperse la luz y absorba calor.

También deberías leer: GLIESE 876B PLANETA DESCUBIERTO EN 1998 PODRÍA SER EL NOVENO PLANETA SOLAR

Otra característica de nuestro planeta Tierra es que siete de cada diez partes de su superficie, están cubiertas de agua. Y en realidad, son los mares y los océanos los que también ayudan a regular la temperatura del ambiente. Esto lo hace a través de un proceso, denominado como ciclo de agua, donde el agua que se evapora para luego formar nubes y caer en forma de lluvia o nieve, formando ríos y lagos.

Por otra parte, este planeta rocoso también posee unos polos bastante peculiares, que al recibir poca energía solar, hace que el agua se convierta en hielo y forme los casquetes polares. El del Polo Sur es más grande y concentra la mayor reserva de agua dulce.

Cuatro: Marte

El cuarto planeta rocoso, es también el cuarto planeta del Sistema Solar en cuanto a su ubicación por la distancia que tiene con el Sol. Este planeta también es conocido como el planeta rojo por sus tonos rosados. Los romanos identificaban sus tonalidades como la sangre y por eso también decidieron usar el nombre de un dios y este caso, del dios guerra. La atmósfera de este planeta es muy fina y formada principalmente por dióxido de carbono, que se congela alternativamente en cada uno de los polos.

MarteMarte es un planeta rocoso que también posee agua, pero solo en un 0,03%, que es mil veces menos que la cantidad que hay en la Tierra. Los estudios demuestran que Marte tuvo una atmósfera más compacta, con nubes y precipitaciones que formaban ríos. Y esta conclusión se deduce por la superficie, donde se adivinan surcos, islas y costas.

Marte tiene grandes diferencias de temperatura que es lo que provoca que se produzcan vientos muy fuertes. Además de esto, la erosión del suelo ayuda a formar tempestades de polvo y arena que degradan todavía más la superficie del planeta. Algo que se debe destacar es que antes de haber realizado las respectivas exploraciones espaciales, se pensaba que podía haber vida en Marte. Sin embargo, las observaciones no han conseguido demostrar si la tiene, aunque podría haberla tenido en el pasado.

El planeta Tierra hasta ahora resulta ser el planeta con los componentes indicados para formar partículas con vida. Solo se ha llegado a estimar que en Marte podría existir vida, sin embargo no solo los Planetas Rocosos dan esa posibilidad, hay que esperar si entre los planetas gaseosos la hay o en alguno de sus satélites. Por ahora, nos sigue resultando el mayor misterio del Universo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here