Las tres seguras y atrayentes partes de un cometa espacial

Un cometa es un organismo espacial hecho de hielo, piedras y partículas que giran cerca del Sol detallando órbitas elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Comúnmente, estas órbitas son muy fantásticas, por los que, habitualmente, pueden girar muy adyacente del astro rey, para subsiguientemente ir apartándose. En este sentido, para darle estructura a este sujeto, tenemos que las partes de un cometa espacial  .

Partes de un cometa espacial y de qué están creados

de qué están creados los cometas

Debido a las investigaciones de los científicos astrónomos, sabemos que las partes de un cometa espacial son: el núcleo, la coma y la cola. A su vez, la cola está arreglada por tres fragmentos. Esta última, cuando es perceptible, en algunas causas puede ser tan magna que destaca la distancia efectiva entre el sol y la tierra. En otras palabras, más de 150 millones de kilómetros (alrededor de 94 millones de millas). A continuación se explicará de modo detallado las partes de un cometa espacial .

 Núcleo

Una de las partes de un cometa espacial  es sin duda el núcleo, este a su vez está mezclado especialmente de hielo, vapor, roca y polvo. Asimismo, el núcleo está ubicado en la mitad de la cabeza y continuamente dura solidificado y congelado. En cuanto a la parte vaporosa de esta parte del cometa, se puede expresar que está preparada por monóxido de carbono, dióxido de carbono, monóxido de carbono, amoníaco y metano.

Por norma general, y a pesar de que este puede variar, el núcleo de los cometas suele gozar de una dimensión de entre 1 y 10 kilómetros. Por lo que la gran parte de toda la masa de este cuerpo celeste se haya en el núcleo. Del mismo modo, son frecuentados por ser uno de las esencias más oscuras del cosmos.

Hallazgo de los científicos

Núcleo del cometa

En torno a lo expuesto, el núcleo de un cometa es una parte exclusiva del cometa, creada de una cierta clase de polvo propio citado “apelusado”, ya que puede ser muy sutil y estar repleto de agujeros, al igual que una esponja. Los agujeros de esta “esponja” están colmados de hielo hecho de agua, dióxido de carbono o hielo seco y monóxido de carbono.

Asimismo, investigaciones del núcleo de los cometas Hale-Bopp y Hyakutake, han dado a los expertos opiniones nuevas sobre la constitución y progreso de los cometas.

No obstante, los científicos todavía no conocen si el núcleo es muy macizo, como tierra firme, o si es muy dócil y frágil, como bola de nieve.  Por otro lado, a medida que un cometa se acerca al Sol, inicia un proceso de evaporación, creando la coma, y la llamativa cola del cometa.

 Coma

Otra de las partes de un cometa espacial  es sin duda la coma, esta está combinada esencialmente por gas que envuelve al núcleo. Su volumen medio es de unos 1.000 kilómetros de diámetro. En este orden de ideas, el gas que acomoda la coma de los cometas se forma de vapor de agua, amoníaco, dióxido de carbono, polvo y en menor suma, de otros vapores. Contiguo al núcleo, la coma representa la cabeza del cometa. Igualmente, en escasez de la cola, la coma es el fragmento más perceptible de un cometa.

Datos reveladores de la coma de los cometas

Datos reveladores de la coma de los cometas

A medida que los hielos del núcleo de un cometa se van evaporando, se propagan ágilmente en representación de una enorme nube cerca de la parte céntrica del cometa.

Asimismo, esta nube, designada como la coma, vendría convirtiéndose en  la atmósfera del cometa y puede ensancharse por millones de millas. No obstante, esta nube en ocasiones es muy liviana, 10 000 veces más flaca que una nube en la atmósfera de nuestro planeta.

Por otro lado, las partículas neutras que se localizan en la coma, pueden ser incitadas por el viento solar, excitando que las esencias se transformen en iones. Un flujo continúo de partículas neutras es derivado a medida que el núcleo se vaporiza; estas partículas neutrales están cambiándose perennemente en iones. Del mismo modo, estos iones son los que auxilian con la formación de la cola del cometa, otra de las partes de un cometa espacial  .

 Cola

Cola

Un dato revelador es que los cometas poseen dos colas. Cómo hemos expuesto en el punto anterior, la gran parte de los cometas gozan de una órbita elíptica. Esto quiere decir, que es precisa y prolongada. Por lo cual hace que en algunos casos el cometa esté más junto del sol que en otras, que está muy lejos.

De esta manera, cuando un cometa se está aproximando al Sol, las irradiaciones solares hacen que parte del hielo que crea el núcleo se transforme prontamente en vapor (sublimación). Fundando una especie de “atmósfera” nombrada cabellera o coma, creada por gas o vapor y también por polvo.

Cuando el cometa se acerca mucho más al Sol, el viento solar tiende a impactar con la coma, forjando a que se aparten del núcleo del cometa las partículas más livianas y estableciendo lo que se nombra la cola del cometa. Esta cola siempre, pero siempre va a poseer una dirección contrapuesta a la luz del Sol.

Pero en la cabellera hay esencias de polvo que cargan más que las partículas de gas y cuestan un poco más de forzar fuera del cometa. Por este motivo, crean una segunda cola cuyo recorrido es una composición de la principal cola y la de la órbita del núcleo. Mientras más se aproxime un cometa al sol, más extensa será su cola, gracias al fenómeno que hemos manifestado en el punto anterior. En este sentido, mientras que un cometa se aparta más del Sol, la cola se vuelve cada vez más chica, y al final desaparecerá.

Asimismo, cuando un cometa pasa inmediato al Sol, junto con la cola, derrocha una porción de su masa, y poco a poco se termina. Algunas veces los cometas revientan, y en otros casos ya no se les ve surgir más cerca del Sol.

Orientaciones de las colas de los cometas

Orientaciones de las colas de los cometas

En un principio, se puede especular que las colas tienen una dirección contraria a la corriente del cometa (parece automático, ya que es lo que regularmente percibimos desde la Tierra).  Pero esta explicación ya se convierte en errónea cuando notamos las dos colas, y que éstas poseen otras direcciones.

El dato radica en que el espacio está sin nada, luego no hay frote cuando un cuerpo se agita. Como consecuencia, logramos que la orientación de las colas no sea la contraria a la agitación del cometa. Por un lado obtenemos la cola de gas, que está muy conmovida por el viento solar (derivado por las partículas e irradiación que expresa el Sol). Por lo que la orientación de esta cola siempre apunta en dirección inversa a donde se localiza el Sol.

Y en otro sentido, tenemos la cola de polvo. Ésta de igual forma está sobresaltada en gran medida por el viento solar. Pero como está creada por partículas cargadas (en balance con el gas, ya que casi nunca consigna partículas más magnas que un centímetro), éstas muestran una inercia más grande, lo que da como secuela una cola en dirección enfrentada al Sol pero levemente encorvada en la dirección del cometa.

Casos curiosos de las partes de un cometa espacial 

Asimismo, explicar que a veces se originan pequeñas “estallos” debido por ejemplo a que un saco de gas pescado en el interior del cometa se releva de manera brusca, como sucedió en el cometa Holmes, excitando que de repente el cometa obtenga una gran cola, o mejor dicho una coma que va progresando ágilmente. Finalmente explicar sobre las tres partes de un cometa espacial es realmente encantador cuando somos aficionados por el cosmos.

Deja un comentario