Júpiter: El Planeta Más Grande Del Sistema Solar ¡Obsérvalo!

Júpiter es El Planeta Más Grande del sistema solar se localiza a 778 millones de kilómetros con respecto al sol y es unas 11 veces más magno que nuestro planeta Tierra, con un diámetro de 142.900 kilómetros y un volumen 1.300 veces más elevado al de la tierra. Efectivamente, Júpiter pesa 2,5 veces más que los 7 planetas demás del sistema solar juntos. Está hecho por helio, diminutas sumas de amoniaco, hidrógeno y vapor de agua.

Observa los estudios sobre El Planeta Más Grande del sistema solar

gira más rápido

Júpiter, aparte de ser el planeta más enorme del sistema solar es el que gira más rápido sobre sí mismo, y tarda unas 10 horas tentativamente en perfeccionar un giro completo. No obstante, tarda casi 12 años en acabar un giro cerca del sol, lo que quiere decir que un año en júpiter son 12 años terrestres.

Si este gigante fuera más magno inclusive se podría transformar en una estrella igual que el sol, sin embargo, cabe recalcar que su temperatura es fría, pudiendo conseguir los -120 ºC. En este sentido, posee una formidable mancha roja en su atmósfera excitada por vientos que alcanzan a superar los 250 kilómetros por hora.

También te puede interesar: 9 Características Del Planeta Júpiter Con Mayor Atracción

Características del planeta más grande del sistema solar

Algunas de las características que posee El Planeta Más Grande del sistema solar, son:

1. Lunas

Lunas

Este enorme planeta perteneciente a nuestro sistema solar posee 16 lunas, de las cuales las más populares son: Europa, Calisto, Ganimedes e Io.

La más grandiosa es Ganimedes, que si no girase al contorno de Júpiter se podría describir como otro planeta, ya que cuenta con un diámetro de unos 5.000 km. Y la más chica de estas cuatro es Europa, con un diámetro de 1.500 km. Se funde que es la única entidad espacial del sistema solar, a parte de la Tierra, que sujeta agua en estado líquido, por lo que igualmente se reflexiona que puede alojar vida extraterrestre.

De estas cuatro lunas de júpiter, en 3 de ellas (Ganimedes, Calisto y Europa) se conoce que hay hielo, por lo que no hay que dejar a un lado la categoría de que haya vida de algún tipo en ellas.

2. Posición de Júpiter

Posición de Júpiter

El planeta júpiter es el quinto planeta del sistema solar, se localiza a un trayecto acercado de 778,570000 kilómetros del sol.

3. Tamaño de Júpiter

Este es el planeta con más volumen en el sistema solar, resaltado sólo por planetas extrasolares y por el mismo astro sol en dimensión.

4. Rotación de Júpiter

Este planeta viaje sobre su propio centro en 9,84 horas terrestres (60 minutos)

5. Composición de Júpiter

Composición de Júpiter

Su constitución es esencialmente gaseosa, sin embargo no se posee información certera del núcleo y su capacidad, pero por cálculo se deriva que cuenta con masa sólida.

6. Gravedad de Júpiter

La gravedad del es de 2,34 veces mayor al de la tierra.

Atmósfera de Júpiter

Atmósfera de Júpiter

Júpiter, El Planeta Más Grande posee una atmósfera que se encuentra constituida especialmente de un 80% de Hidrogeno y un aproximado de 16% de Helio, el resto está hecho por agua, amoniaco, etano, entre otros.

También te puede interesar: 14 CARACTERÍSTICAS DEL PLANETA MERCURIO QUE TE ATRAPARÁN

Los 4 satélites o lunas de Júpiter, El Planeta Más Grande

lunas de Júpiter

Las lunas más populares de júpiter, son:

1. Europa

Europa es el sexto satélite natural de Júpiter en orden progresivo de distancia y el más chico de los cuatro satélites galileanos. Fue revelado en 1610 por Galileo y llamado por Europa, la madre del rey Minos de Creta y amante de Zeus.

Europa es levemente más pequeña que la Luna, está acomodada especialmente por silicatos, posee una cáscara de hielo de agua y un posiblemente presenta un núcleo de hierro y níquel. Cuenta con una sutil atmósfera combinada de oxígeno, entre otros gases.

Su superficie está surcada por grietas y rayas, mientras que los cráteres son respectivamente raros. Posee la superficie más lisa de cualquier esencia conocido del sistema solar. Esta supuesta juventud y delicadeza ha dado lugar a la suposición de que existe un océano debajo de la superficie, el cual podría utilizar de morada para la vida.

Esta suposición plantea que el calor de las fuerzas de marea del océano se conserve líquido y conduzca la acción geológica igual que lo formarían las placas tectónicas.

2. Ganímedes

Ganímedes es la mayor luna de Júpiter e igualmente del Sistema Solar. Y según insinúan las investigaciones ejecutadas con el telescopio espacial Hubble, aloja un gran océano subterráneo que sujeta más agua líquida que la que hay en la Tierra.

De acuerdo a sus cálculos, esta gran masa de agua salada poseería unos 100 kilómetros de depresión (aproximadamente diez veces más que los océanos más hondos de la Tierra) y se hallaría bajo una corteza de 150 kilómetros de espesor, arreglada en su mayor parte por hielo.

3. Ío (io)

Ío posee la densidad más enaltecida de todos los satélites que frecuentamos en el Sistema Solar. De hecho, por su constitución, especialmente formada por rocas de silicato y hierro, tiene más en común con los planetas rocosos que con el resto de satélites de la parte exterior del Sistema Solar, que están arreglados en gran medida por una composición de silicatos y hielo.

Los modelos de su interior nos dan una representación bastante aproximada de cuál es la constitución interna. Todo indica que el manto es rico en silicatos, y está combinado, al menos en un 75%, de minerales ricos en magnesio. Posee una suma de hierro (en balance al silicio) más alta que la Luna o la Tierra, pero menor que Marte.

El núcleo, por su parte, es rico en hierro o sulfuro de hierro y personifica el 20% de la masa del satélite. Si está mezclado, mayoritariamente, de hierro, debe poseer un radio de entre 350 y 650 kilómetros. No obstante, si es una composición de azufre y hierro, entonces podría tener un radio de entre 550 y 900 kilómetros. En cualquier caso, como el satélite no posee ningún campo magnético, sabemos que su núcleo no disfruta de ninguna clase de convección.

La superficie está arreglada en gran medida de basalto y azufre, colocados por las invariables erupciones volcánicas. La litosfera (la capa más superficial) podría gozar entre 12 y 40 kilómetros de depresión. Un poco por debajo, a unos 50 kilómetros, establezcamos que hay un océano de lava que disfrutaría de un grosor de otros 50 kilómetros y que podría llegar a conseguir temperaturas de 1.200º C.

Una acción volcánica que puede llegar a excitar que la lava consiga alturas de hasta 500 kilómetros por encima de la superficie del satélite, y hace que su superficie subraye por tener muy pocas de las tipologías adecuadas de los satélites del Sistema Solar, como los agujeros de impactos de cometas o asteroides que, sin ninguna duda, Ío ha tenido que percibir en su larga vida.

4. Calisto

Otra de las lunas de júpiter, El Planeta Más Grande es Calisto, la cual goza de un aspecto análogo a una pelota de golf, la superficie de Calisto está envuelta de marcas y cráteres, prueba de un pasado lleno de choques. De hecho Calisto es la entidad más craterizada de todo el sistema solar.

Está constituido de roca e hielo a partes iguales: se funde que las regiones más radiantes son sobre todo hielo de agua, mientras que las manchas más oscuras son zonas más rozadas de objetos de materiales rocosos con poco hielo.

Calisto es aproximadamente de la misma dimensión que el planeta Mercurio, pero con solo un tercio de su masa. Es la más externa de las cuatro lunas galileanas de Júpiter, que son Io, Europa, Ganímedes  y Calisto. Su órbita está respectivamente lejanamente de Júpiter en balance con la de las otras tres lunas: a cerca de 1,88 millones de kilómetros, unas 26 veces el radio del planeta mismo.

Sin embargo, esto no es inusual, nuestra Luna órbita la Tierra a un trayecto 60 veces el radio de la Tierra, lo transcendental es que Calisto está apartada de sus compañeras. Su vecina más adyacente es Ganímedes, que está 800.000 Km más cerca de Júpiter.

Esta circunstancia hace que Calisto no advierta fuerzas de marea reveladoras por la autoridad de Júpiter. Tampoco muestra caracteres de algunos de los procesos geológicos como volcanismo o tectónica de placas, como notamos visiblemente en las otras lunas galileanas. Calisto persiste respectivamente intacta y es un testigo del sistema solar primitivo.

También te puede interesar: 6 TIPOS DE POLVO CÓSMICO POR SU LOCALIZACIÓN Y SU ORIGEN

Así que evidenciar y estudiar lo que realmente nos ofrece El Planeta Más Grande de nuestro sistema solar es un hecho totalmente atrayente del universo.

Deja un comentario