Supernovas: una de las explosiones más poderosas del universo

Las personas y las estrellas tenemos un proceso en común: nacemos, nos desarrollamos y morimos. Aunque ambos procesos tienen una diferencia notoria, pues,  la muerte de las estrellas depende de su masa, y unos de los finales se producen en forma de una explosión cósmica masiva llamada supernova que arroja material  al espacio a 15.000-40.000 kilómetros por segundo. El estallido de estas estrellas es un evento inusual en nuestra galaxia lo que seguramente lleva a preguntarse cómo se producen una Supernova.

¿Qué es una Supernova?

Una Supernova (del latín nova, «nueva») son explosiones estelares que puede manifestarse de forma muy notoria y con dimensiones cataclísmicas que producen destellos de luz potentes que pueden durar desde varias semanas a varios meses.

Se identifican debido a un rápido aumento de la intensidad luminosa hasta lograr una magnitud absoluta superior que el resto de la galaxia. Sin embargo, escasas estrellas se transforman en Supernovas. La gran mayoría se enfrían y terminan sus días como enanas blancas y, sucesivamente, como enanas negras.

Las Supernovas no son fenómenos muy frecuentes. Los astrónomos estiman que se producen 2 o 3 Supernovas cada siglo en galaxias como la nuestra, la Vía Láctea.

cómo se produce una supernova

¿Cómo se produce una Supernova?

Luego de un sinfín de estudios, los astrónomos han logrado avanzar en la comprensión de los estallidos estelares denominados supernovas y la teoría es sencilla. Si la estrella posee una masa ocho veces la de nuestro Sol, o con una densidad mayor, la estrella explotara en forma de supernova.

Es un proceso de miles de millones de años, es decir, muy largo. Aunque existen variantes de su final dependiendo de la masa de la estrella, su principio es idéntico en todos los casos: las estrellas adsorben su hidrógeno para generar helio por medio de una fusión nuclear. Es de esta forma como obtienen la energía que las hace brillar.

Cuando el hidrógeno se va agotando, el helio producido se almacena en el núcleo gracias a su mayor densidad. La condensación de helio se va incrementando a tal punto que la estrella se ‘intoxica’ de helio. Como el hidrógeno se va escaseando, la estrella genera otro método para conseguir energía: combinar el helio. En apariencia, tales estrellas comienzan a aumentar su tamaño, hinchándose hasta convertirse en gigantes rojas.

Para conseguir nuevamente energía, los átomos de helio se combinan para originar carbono que se va situando en el núcleo de la estrella. El carbono, se combina para producir neón y silicio, y posteriormente, hierro. Todos estos componentes se almacenan en el núcleo de la estrella.

Pero sucede algo: la energía de la estrella esta incapacitada para combinar el hierro. La estrella termina colapsándose para producir el calor necesario para así tratar de fusionarlo. Obviamente, no lo consigue y la consecuencia de ese colapso es el estallido del núcleo de la estrella produciendo así la supernova.

Pero en su fin de vida, la estrella no sólo logra combinar el hierro, sino que a raíz de tal combinación se producen los elementos químicos naturales presenciados en la tabla periódica gracias a las altas temperaturas que se generan, creando gran parte del material cósmico.

Cómo se produce una supernova

Existen dos grandes categorías de Supernovas

La explosión de una Supernova se produce por dos causales diferentes, una ellas debido a al estallido de estrellas masivas aisladas y la otra categoría se origina como resultado de procesos de intercambio de materia en el interior de ciertos sistemas estelares binarios.

Primera categoría

Corresponde a la explosión que ocurre al final de la vida de una estrella muy masiva, y que genera grandes cantidades de energía y emisiones de material, siendo uno de los fenómenos explosivos más intensos. En apariencia, la estrella aumenta su brillo tanto, que pueden llegar a brillar más que toda la galaxia que la alberga.

Segunda categoría

Las Supernovas debidas al intercambio de masa se producen cuando una estrella miembro de un sistema binario recibe el flujo de combustible al capturar material de su compañero.

Cómo se produce una supernova. Hermoso estallido

Remanentes de supernova

Despues de un estallido supernova los restos forman una estructura nebulosa a partir de la explosión. Estos restos (también denominados remanentes) están circunvalado por una onda de choque expansiva que barre todo a su alrededor y choca durante su paso.

La estrella, careciendo energía alguna en su núcleo implosiona dependiendo de su gravedad trayendo como consecuencia alguna de las dos rutas posibles para una supernova: Una estrella de neutrones o un agujero negro.

Pero no toda la materia es devastada en un estallido supernova, sino que el núcleo de la estrella permanece. Ese núcleo, con altos niveles en hierro, avanzara en  su hundimiento. El hundimiento se paralizara, o, seguirá indefinidamente dependiendo de la masa del núcleo después la explosión.

Los hallazgos de supernovas son comunicados a la UAI (Unión Astronómica Internacional), la cual se encarga de la distribución una circular con el nombre asignado.

El nombre se crea por el año del hallazgo y la designación de una o dos letras. Las primeras 26 supernovas del año llevan letras de la A a la Z (vg. Supernova 1987A); las siguientes llevan aa, ab, etc.

La estrella de neutrones

También llamados Púlsares, su formación se genera cuando el hundimiento del núcleo se paraliza a raíz de los neutrones, que se mueven sin rumbo como consecuencia a las altas temperaturas generando que la materia se encuentre disgregada en protones, neutrones y electrones. Los Pulsares poseen un campo magnético lo suficientemente grande, con lo que se instiga a la emisión evolutiva de radiación electromagnética en forma de pulsos, los cuales se desplazan a intervalos periódicos en concordancia con el período de rotación.

 estrella de neutrones producto de una supernova

Agujeros negros

Por otro lado, si después de la explosión de supernova el núcleo que se mantiene posee una masa que supera el límite de la misma, es decir, la masa de unos tres soles, su hundimiento es ineludible. Esto ocasiona que la densidad de la estrella sea bastante alta, generando un colapso, a partir de esto se crean los agujeros negros. Mientras haya una gran densidad de luz existente, más grande será el agujero negro.

Agujeros negros producto de la explosion de supernova

¡La supernova como explosión creadora!

Ahora bien, después de analizar cómo se produce una supernova, es hora de hacer una pequeña reflexión: Todos nosotros, en algun momento de nuestras vidas, hemos tenido un termómetro de mercurio, unos pendientes de oro, o, incluso, alguna vez nos hemos aplicado yodo en alguna herida para acelerar el proceso de cicatrización.

El mercurio del termómetro, el oro y el yodo se han obtenido de una mina, pero ¿Quién lo situó ahí? Esos elementos se colocaron durante el proceso de génesis de la Tierra a bordo de planetésimos ostentoso en esos elementos. Los planetésimos se crearon en el disco de gas y polvo que origino todo el sistema solar, y en ese gas, estaban esos átomos de mercurio, plata o yodo.

Los átomos llegaron a la tierra como consecuencia de un estallido supernova y, como te estas imaginando, todo ese mercurio, oro y yodo, se creó en esa gran explosión estelar. Y eso no solo ocurrió con el mercurio, oro y yodo, sino también con sin fin de elementos fundamentales para la vida. Por tal razón, es importante recordar que sin estas magnificas explosiones creadoras, la vida no hubiese sido posible tal y como la conocemos.

Deja un comentario